Obama aboga por "menos y mejores" exámenes en las escuelas públicas de EE.UU.

En la imagen, el presidente de EE.UU., Barack Obama. EFE/Archivo En la imagen, el presidente de EE.UU., Barack Obama. EFE/Archivo

En la imagen, el presidente de EE.UU., Barack Obama. EFE/Archivo

El presidente de EE.UU., Barack Obama, promovió hoy un nuevo plan con el que busca que los estudiantes de las escuelas públicas se sometan a "menos y mejores" exámenes en lugar de abusar de los tests redundantes, un área donde hay posibilidades de reforma bipartidista en el Congreso.
El presidente de EE.UU., Barack Obama, promovió hoy un nuevo plan con el que busca que los estudiantes de las escuelas públicas se sometan a "menos y mejores" exámenes en lugar de abusar de los tests redundantes, un área donde hay posibilidades de reforma bipartidista en el Congreso.Obama se reunió con profesores y representantes de distritos escolares para impulsar un plan que busca, entre otras cosas, garantizar que los estudiantes no pasen más del 2 % de su tiempo en la clase haciendo exámenes estandarizados, aquellos que implican elegir entre varias opciones y marcar una u otra casilla.El Gobierno de Obama busca así lograr que se hagan "menos y mejores exámenes", según dijo a periodistas un funcionario de la Casa Blanca, que pidió el anonimato, después de la reunión.En una carta abierta dirigida a padres y profesores de todo el país, Obama dijo hoy que muchas familias están "preocupadas por que el exceso de tests esté evitando que sus hijos aprendan algunas de las lecciones más importantes de la vida"."He pedido al Departamento de Educación que trabaje intensamente con los estados y los distritos escolares para asegurar que cualquier test que tomemos en nuestras clases cumpla tres principios básicos", explicó Obama en la carta, publicada en el blog de la Casa Blanca.En primer lugar, los estudiantes solo deben someterse a exámenes "de alta calidad, pensados para una buena instrucción y para asegurar que todos están en el buen camino" del aprendizaje, apuntó.Los tests tampoco deben "ocupar demasiado tiempo en la clase", y deben ser solo "una fuente de información", una herramienta complementada por "trabajos de clase, encuestas y otros factores que permitan dar una imagen global sobre cómo les va a los estudiantes y a las escuelas", subrayó el presidente.Enfrentado a un Congreso de mayoría republicana en ambas cámaras, Obama confía en poder avanzar en una reforma educativa en el último año de su presidencia, dado que es una de las pocas áreas donde hay interés bipartidista por cambiar las cosas.Ambas cámaras del Congreso están debatiendo un proyecto de ley, cuya versión del Senado fue aprobada este verano, que mantendría en pie el requisito de exámenes estandarizados pero ampliaría el poder de decisión de los estados.

Más noticias

0 Comentarios