La caída del yen y las fuertes ventas disparan los beneficios de Toyota

La fuerte caída del yen y el incremento en la venta de sus vehículos han disparado los beneficios del líder mundial de la automoción, Toyota Motor, durante los tres primeros trimestres del año fiscal nipón.

El presidente de Toyota, Akio Toyoda, anuncia los resultados de la compañía en Tokio (Japón). EFE/Archivo El presidente de Toyota, Akio Toyoda, anuncia los resultados de la compañía en Tokio (Japón). EFE/Archivo

El presidente de Toyota, Akio Toyoda, anuncia los resultados de la compañía en Tokio (Japón). EFE/Archivo

La fuerte caída del yen y el incremento en la venta de sus vehículos han disparado los beneficios del líder mundial de la automoción, Toyota Motor, durante los tres primeros trimestres del año fiscal nipón.El beneficio neto del fabricante de Aichi fue de 1,52 billones de yenes (11.195 millones de euros) entre abril y diciembre de 2013, un 135,4 por ciento más comparado con el mismo periodo del año anterior.El recorte de costes ha sido importante para que su beneficio operativo creciera un 126,8 por ciento, hasta los 1,85 billones de yenes (13.596 millones de euros).También el que su facturación se incrementara en un 17,8 por ciento hasta alcanzar los 19,12 billones de yenes (140.102 millones de euros).Salvo por Asia y Japón, las ventas del gigante nipón aumentaron en todos las regiones del planeta.En Norteamérica, su mayor mercado, vendió 1,96 millones de vehículos, un 5,18 por ciento más que en el mismo periodo de 2012, mientras que en Europa las ventas aumentaron un 4,5 por ciento interanual hasta las 629.713 unidades.Pero ante todo, fue la contundente caída de la divisa nipona, algo que incrementa sobremanera los beneficios de Toyota a la hora de repatriarlos, lo que ha pesado nuevamente sobre el rendimiento del grupo.La empresa ha dicho en anteriores ocasiones que con cada unidad que el yen se abarata con respecto al dólar se embolsa unos 40.000 millones de yenes (unos 292 millones de euros) más cada trimestre.Teniendo en cuenta que Toyota estimó el pasado noviembre una tasa cambiaria media de unos 97 yenes por dólar, no es de extrañar que el rendimiento de la compañía haya sido aún mejor de lo esperado entre octubre y diciembre, ya que el verde se ha movido holgadamente por encima de la línea de los 100 yenes en ese periodo.En total, el mayor fabricante de vehículos del mundo estimó hoy que la simple caída del yen en el periodo abril-diciembre le ha hecho ganar por sí sola unos 880.000 millones de yenes (6.441 millones de euros) acumulados.La fluctuación de divisas ha llevado a Toyota a modificar el tipo de cambio medio que estima de aquí a final del año fiscal (que en Japón concluye el 31 de marzo) y lo ha fijado en 100 y 134 yenes por dólar y euro, respectivamente.Teniendo en cuenta eso, y que la firma espera además alcanzar su objetivo de ventas marcado para el todo el ejercicio (9,1 millones de unidades vendidas), hoy anunció que espera ingresar 25,5 billones de yenes (186.786 millones de euros) en concepto de ventas, un 15,59 por ciento interanual más, durante el ejercicio 2013.También espera un beneficio operativo de 2,4 billones de yenes (17.577 millones de euros), lo que representaría un incremento del 81 por ciento, y un beneficio neto de 1,9 billones de yenes (13.921 millones de euros), lo que supondría casi el doble (un 97 por ciento más) comparado con la cifra cosechada en el año fiscal 2012.

Más noticias

0 Comentarios