Partido minoritario pide a Gobierno de Puerto Rico moratoria en pago de deuda

El minoritario Partido del Pueblo Trabajador de Puerto Rico (PPT) urgió hoy al Gobierno local a que atienda "la inminente profundización de la crisis económica" en la isla, con la declaración de una "emergencia social" y el decreto de una moratoria al pago de la deuda.

Rafael Bernabe, imagen cortesía del PPT. EFE/SOLO USO EDITORIAL Rafael Bernabe, imagen cortesía del PPT. EFE/SOLO USO EDITORIAL

Rafael Bernabe, imagen cortesía del PPT. EFE/SOLO USO EDITORIAL

El minoritario Partido del Pueblo Trabajador de Puerto Rico (PPT) urgió hoy al Gobierno local a que atienda "la inminente profundización de la crisis económica" en la isla, con la declaración de una "emergencia social" y el decreto de una moratoria al pago de la deuda."La degradación de los bonos de Puerto Rico es inminente. El Gobierno de Puerto Rico intenta evitarla con una nueva emisión de bonos que todo indica tendría que hacerse a intereses muy perjudiciales", dijo en un comunicado el portavoz del PPT, Rafael Bernabe.El también excandidato a gobernador advirtió al Gobierno de que una nueva emisión de bonos a intereses "altísimos" como la que prepara sólo aumentará los problemas de la isla caribeña y "sólo pospone el problema"."Tenemos que empezar a mirar esta situación como lo que es: el síntoma de una crisis profunda, que exige acciones audaces para enfrentarla", defendió el portavoz del cuarto partido más votado en las últimas elecciones generales, en noviembre de 2012.En su opinión, decretar una moratoria en el pago de la deuda, que ronda los 70.000 millones de dólares, "es una oportunidad para tomar en nuestras manos la búsqueda de salidas a la situación actual"."Lo otro es seguir sometiéndonos a un creciente empobrecimiento para pagar una deuda impagable o esperar que se nombre algún síndico para que administre nuestra situación. Esto no sería justo ni democrático", afirmó Bernabe.A su juicio, la deuda acumulada es "impagable" y "destinar miles de millones al año a su pago impide corregir el mal funcionamiento de la economía"."Tenemos que salir de ese callejón sin salida: para ello hay que tumbar la puerta de la deuda. Puerto Rico deberá pagar anualmente 3.700 millones de dólares por el servicio de la deuda. No podemos empobrecer al país a nombre de esa deuda", defendió.Además de la moratoria y la renegociación de las condiciones, esta agrupación apuesta por una reforma contributiva progresiva (que paguen más quienes más tienen) y una nueva política económica.El también profesor universitario está convencido de que el elevado endeudamiento no es producto de un gasto público excesivo, sino de los privilegios contributivos de las grandes empresas, que se benefician de "una política de exención que no genera empleo ni crecimiento y que priva al Gobierno de recursos".La Administración de Puerto Rico prepara una emisión de deuda para las próximas semanas que podría rondar los 2.000 millones de dólares a un interés que, según los mercados, superará el 10 %.Esto supondrá el retorno de la isla, que acumula ya siete años de recesión con un elevado desempleo y emigración juvenil, al mercado de deuda desde su última emisión, en agosto de 2013.Desde entonces los temores que despierta su situación económica y su falta de liquidez han hecho que los intereses que exigen los inversores para comprar bonos de Puerto Rico se hayan elevado peligrosamente y las agencias de calificación están revisando sus valoraciones, con la perspectiva de hacerlas caer en breve en el territorio de la especulación, el reservado para los bonos "basura" o "chatarra".Mientras se ultiman los detalles de la nueva emisión y van acercándose los plazos establecidos por las agencias para revisar sus valoraciones, la oposición criticaba hoy que el secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio, Alberto Bacó, anduviera de vacaciones.Así, la senadora Itzamar Peña Ramírez emitió un comunicado criticando estas vacaciones de nueve días "durante los momentos más difíciles para Puerto Rico y en los que el equipo fiscal de la Administración debería estar trabajando arduamente ante la inminente degradación del crédito a nivel chatarra".A su juicio, "es una insensatez permitir que, en medio de una crisis fiscal" y "mientras el países se cae en pedazos", quien "tiene en sus manos la responsabilidad de presentar un plan concreto y viable para desarrollar e impulsar la economía del país abandone la isla para irse a pasear".García Padilla defendió hoy las citadas vacaciones e insistió en que, aunque la deuda finalmente sea degradada, no tiene intención de despedir funcionarios públicos, aunque no descartó nuevas subidas de impuestos."Una degradación en estos momentos entendemos que no sería justa", defendió el mandatario, alegando que se están dando todos los pasos necesarios para sanear las cuentas y evitar una rebaja.

Más noticias

0 Comentarios