El Banco Mundial pide a China un "equilibrio cuidadoso" entre reformas y estímulos

El Banco Mundial pidió hoy a China un "equilibrio cuidadoso" a la hora de adoptar estímulos económicos a corto plazo para evitar que se vuelvan en contra de las reformas estructurales que ha emprendido en los últimos meses.

El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, ofrece una rueda de prensa en su sede en Pekín (China). EFE/Archivo El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, ofrece una rueda de prensa en su sede en Pekín (China). EFE/Archivo

El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, ofrece una rueda de prensa en su sede en Pekín (China). EFE/Archivo

El Banco Mundial pidió hoy a China un "equilibrio cuidadoso" a la hora de adoptar estímulos económicos a corto plazo para evitar que se vuelvan en contra de las reformas estructurales que ha emprendido en los últimos meses.La institución con sede en Washington presentó hoy en Pekín la actualización de sus perspectivas económicas sobre la segunda economía mundial, en el que mantiene su previsión de crecimiento en un 7,1 % para este año, un 7 % en 2016 y un 6,9 % en 2017.El economista del Banco Mundial y autor del informe, Karlis Smits, dijo en rueda de prensa que China dispone de herramientas para incentivar la actividad económica y proteger el empleo en caso de que el ajuste provocado por las reformas sea "demasiado brusco"."Hay suficientes amortiguadores e instrumentos tanto en la política monetaria como en la fiscal si fuera necesario aplicarlos, pero esto requerirá un equilibrio cuidadoso para que esta gestión de la demanda a corto plazo no socave los esfuerzos reformistas llevados a cabo en el último año y medio", afirmó Smits.El experto del Banco Mundial consideró "deseable" la ralentización de la economía china, porque la conducirá a un nuevo modelo de crecimiento "más sostenible"."A medio plazo, estos esfuerzos están ayudando a China a desplazar gradualmente su modelo de crecimiento de las manufacturas a los servicios, de la inversión al consumo y de las exportaciones al gasto doméstico", explicó Smits.El economista destacó la reforma del sector financiero, ya que, indicó "debe cambiar de acuerdo con el nuevo modelo de crecimiento" y que el sector debe diversificarse para proporcionar crédito, no sólo a las grandes firmas estatales, sino también a las pequeñas y medianas empresas.Pese a que indicadores macroeconómicos publicados en lo que va de año como los del comercio exterior o la inflación han evidenciado ciertas debilidades en la economía del gigante asiático, el Banco Mundial no alteró su previsión de crecimiento para China.Así, la estimación del Banco sigue siendo una décima superior al crecimiento de un 7 % registrado en el primer trimestre (y que coincide con el objetivo del Gobierno chino para 2015), y tres décimas por encima del pronóstico de un 6,8 % del Fondo Monetario Internacional (FMI), que suele ser más conservador.El autor del informe defendió que este cálculo se basa en la trayectoria a medio plazo de China, que incluye un cambio estructural de su economía, aunque también apuntó que afronta "riesgos significativos".El informe del Banco Mundial cita como principales riesgos el endeudamiento corporativo, que puede hacer que se preocupen más por pagar sus deudas que por invertir, que las reformas disminuyan la actividad económica y afecten al empleo o una reducción excesiva del crédito.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios