Tres muertos por el mal tiempo que azota Italia

Roma, 2 feb (EFE). Dos mujeres y una niña de 7 años han fallecido después de que el coche en el que viajaban fuera arrastrado por un río que se desbordó debido a las fuertes lluvias en la localidad siciliana de Noto, en provincia de Catania.

Vista de los daños causados por un temporal con fuertes lluvias en Taranto (sur de Italia). EFE/Archivo Vista de los daños causados por un temporal con fuertes lluvias en Taranto (sur de Italia). EFE/Archivo

Vista de los daños causados por un temporal con fuertes lluvias en Taranto (sur de Italia). EFE/Archivo

Roma, 2 feb (EFE). Dos mujeres y una niña de 7 años han fallecido después de que el coche en el que viajaban fuera arrastrado por un río que se desbordó debido a las fuertes lluvias en la localidad siciliana de Noto, en provincia de Catania.El vehículo, en el que viajaban siete personas, circulaba sobre un puente esta madrugada, cuando llegó la crecida del río debido a las fuertes lluvias.Los otros cuatro ocupantes pudieron escapar del coche, mientras que las dos mujeres y la niña quedaron atrapadas y murieron ahogadas al ser arrastrado el vehículo por la fuerte corriente.El temporal con viento y fuertes lluvias azota sobre todo a las zonas del centro-sur del país, mientras que en el norte las fuertes nevadas han provocado cortes de luz en algunas localidades y otras han quedado aisladas.En el centro del país preocupa la situación del río Tíber, que atraviesa Roma, y que ya se ha desbordado en algunos puntos de la provincia.El Tíber está controlado continuamente y ayer preocupó cuando la crecida llegó a los 12,72 metros de altura y se inundaron algunos campos deportivos situados a sus orillas en la zona de Ponte Marconi, zona sur de Roma, y las pistas ciclables en el norte.Según comunicó hoy Protección Civil, el nivel del Tíber decreció hasta una altura de los 12,08 metros, pero es necesario mantener la observación ya que en la capital se esperan lluvias para las próximas 24 horas.La situación continúa siendo difícil en algunas zonas de la región del Lacio, cuya capital es Roma, como Rieti y Fiumicino, donde hay barrios enteros han sido inundados y los habitantes han sido rescatados en lanchas y alojados en los gimnasios de algunos colegios.El papa Francisco recordó hoy tras el rezo del Ángelus a las poblaciones afectadas por las lluvias en Toscana y Roma, y pidió la solidaridad de todos para llevar ayuda.

Más noticias

0 Comentarios