Penas de cárcel para los saudíes que practiquen el terrorismo fuera de su país

Los saudíes que se unan a grupos yihadistas y practiquen el terrorismo fuera de su país serán castigados con penas de tres a veinte años de prisión, según un decreto emitido hoy por el rey de Arabia Saudí, Abdalá bin Abdelaziz.

El rey de Arabia Saudí, Abdalá bin Abdelaziz. EFE/Archivo El rey de Arabia Saudí, Abdalá bin Abdelaziz. EFE/Archivo

El rey de Arabia Saudí, Abdalá bin Abdelaziz. EFE/Archivo

Los saudíes que se unan a grupos yihadistas y practiquen el terrorismo fuera de su país serán castigados con penas de tres a veinte años de prisión, según un decreto emitido hoy por el rey de Arabia Saudí, Abdalá bin Abdelaziz.La agencia oficial de noticias SPA informó de que el decreto criminaliza la participación en combates fuera de Arabia Saudí o la adhesión a corrientes y grupos religiosos o ideológicos extremistas.También serán castigadas aquellas personas que se unan a organizaciones terroristas declaradas por Arabia Saudí o a nivel regional o internacional.La norma también prevé penas de cárcel para quienes adopten la ideología o los métodos de esos grupos, expresen su simpatía hacia ellos o los apoyen de cualquier forma, incluido el respaldo financiero o por medio de propaganda.Si la persona que comete esos actos pertenece a las Fuerzas Armadas saudíes, el castigo consistirá en penas de cárcel de entre cinco y treinta años, apuntó la agencia oficial.Además, el monarca saudí decidió formar una comisión formada por representantes de varios ministerios y de la Fiscalía para redactar una lista de organizaciones terroristas que será actualizada de forma periódica.El decreto fue emitido al día siguiente de que entrase en vigor la nueva ley antiterrorista en el reino ultraconservador, tras ser aprobada por el Consejo de Ministros el pasado diciembre en sustitución de la anterior, muy criticada por las organizaciones de derechos humanos.Las autoridades saudíes optaron por redactar una nueva legislación tras las denuncias recibidas contra la de 2011, aunque los activistas han vuelto a expresar sus temores ante su posible uso para acallar cualquier voz que pida reformas democráticas.La ley define el delito de terrorismo como "cualquier acto criminal que de forma directa o indirecta altere el orden público, atente contra la seguridad de la comunidad y la estabilidad del Estado, o ponga en peligro la unidad nacional".Las autoridades saudíes se enfrentaron a una feroz batalla contra el terrorismo interno durante la primera década del siglo XXI, durante la que pudieron eliminar algunos bastiones de Al Qaeda en su territorio.En paralelo, han crecido los temores en la región ante el alto número de combatientes extranjeros que se han unido a las filas de los grupos extremistas en conflictos como el de Siria.Aunque no hay cifras oficiales, se estima que al menos 11.000 combatientes extranjeros de 74 países combaten actualmente en el frente rebelde de la guerra siria, de los cuales más de mil son saudíes, según un informe difundido recientemente por el diario árabe Sharq al Awsat.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios