Investigan el incidente en un tren bala nipón que dejó 2 muertos y 26 heridos

La policía japonesa ha abierto una investigación sobre el incidente acaecido el martes en un Shinkansen (tren bala), en el que un hombre se quemó a lo bonzo y causó su muerte y la de otra pasajera y dejó 26 heridos, informaron hoy los medios locales.

Un Shinkansen (tren bala) circula por la vía tras reanudarse el servicio interrumpido por el incendio registrado en otro tren bala en Idawara (Japón) este martes 30 de junio de 2015. EFE Un Shinkansen (tren bala) circula por la vía tras reanudarse el servicio interrumpido por el incendio registrado en otro tren bala en Idawara (Japón) este martes 30 de junio de 2015. EFE

Un Shinkansen (tren bala) circula por la vía tras reanudarse el servicio interrumpido por el incendio registrado en otro tren bala en Idawara (Japón) este martes 30 de junio de 2015. EFE

La policía japonesa ha abierto una investigación sobre el incidente acaecido el martes en un Shinkansen (tren bala), en el que un hombre se quemó a lo bonzo y causó su muerte y la de otra pasajera y dejó 26 heridos, informaron hoy los medios locales.El suceso ha conmocionado a la sociedad japonesa al tratarse del primero con víctimas mortales en un Shinkansen, trenes conocidos por su seguridad y su puntualidad, aunque los suicidios no son un fenómeno infrecuente en el país asiático.El supuesto suicida, un pensionista de 71 años identificado como Haruo Hayashizaki, se roció con un líquido inflamable y se prendió fuego mientras viajaba en el primer vagón de un Shinkansen que cubría el trayecto entre Tokio y Osaka, según relataron testigos presenciales.El incidente causó la muerte por inhalación de humo de una mujer de 52 años que viajaba en el mismo vagón, así como heridas a otros 26 pasajeros, entre ellos dos de consideración grave, y provocó también interrupciones en la línea de alta velocidad Tokio-Osaka.La policía ha abierto una investigación del caso como presunto intento de incendio y de asesinato, y hoy ha realizado un registro del domicilio de Hayashizaki en el distrito tokiota de Suginami, según informó la cadena estatal NHK.En particular, las autoridades buscan pistas sobre sus motivaciones y tratan de determinar cómo obtuvo el líquido inflamable que introdujo en el Shinkansen y empleó para quemarse a lo bonzo.El Gobierno descarta por ahora que se trate de un acto terrorista, según dijo hoy en rueda de prensa el ministro portavoz, Yoshihide Suga, quien no quiso dar más detalles del caso "porque todavía está bajo investigación".Antes de prenderse fuego en el vagón, el hombre ofreció billetes de 1.000 yenes (unos 8 euros) a otros pasajeros y les pidió que se alejaran de él, según relataron a la policía algunos de los viajeros que lograron escapar de las llamas.Asimismo, los medios locales recogen hoy varios testimonios de conocidos de Hayashizaki que apuntan a que éste atravesaba dificultades económicas."Solía quejarse de que su pensión era muy baja, y de que tras pagar impuestos apenas le quedaba para llegar a fin de mes", afirmó una vecina del fallecido a la antes citada cadena estatal.

Más noticias

0 Comentarios