Investigan desaparición de droga de almacén de la policía estatal

La oficina estatal de la policía de Florida (FDLE, en inglés) anunció hoy el inicio de una investigación por la desaparición de analgésicos de venta bajo receta médica almacenados en uno de sus laboratorios de procesamiento de evidencias, al norte del estado.

las pesquisas preliminares han señalado como sospechoso a un agente especializado en sustancias químicas que desde el año 2006 ha trabajado en unos 2.600 casos criminales relacionados al trasiego de medicamento contra el dolor. EFE/Archivo las pesquisas preliminares han señalado como sospechoso a un agente especializado en sustancias químicas que desde el año 2006 ha trabajado en unos 2.600 casos criminales relacionados al trasiego de medicamento contra el dolor. EFE/Archivo

las pesquisas preliminares han señalado como sospechoso a un agente especializado en sustancias químicas que desde el año 2006 ha trabajado en unos 2.600 casos criminales relacionados al trasiego de medicamento contra el dolor. EFE/Archivo

La oficina estatal de la policía de Florida (FDLE, en inglés) anunció hoy el inicio de una investigación por la desaparición de analgésicos de venta bajo receta médica almacenados en uno de sus laboratorios de procesamiento de evidencias, al norte del estado.Las pastillas formaban parte de un conjunto de pruebas procesadas en su laboratorio regional, en la localidad de Pensacola, y de acuerdo a la policía estatal fueron sustraídas para ser reemplazadas luego por pastillas regulares contra el dolor.En una rueda de prensa celebrada hoy en las oficinas principales del órgano estatal, en Tallahassee, señalaron que la investigación tiene como principal sospechoso a un agente de la institución e involucra miles de casos criminales en por lo menos 35 condados, 80 agencias policiales y 12 circuitos judiciales."Las cantidades fueron grandes", aseguró el comisionado Gerald Bailey, quien precisó que las pesquisas preliminares han señalado como sospechoso a un agente especializado en sustancias químicas que desde el año 2006 ha trabajado en unos 2.600 casos criminales relacionados al trasiego de medicamentos contra el dolor."Esto tiene el potencial de impactar a miles de casos por drogas en todo el estado", señaló Bailey. "Y será un golpe significativo", aseveró.El funcionario admitió que no existe la certeza de que el químico esté envuelto en la desaparición de las pastillas o, en caso afirmativo, de que las haya revendido en el mercado negro."Lo que supuestamente ha pasado aquí tiene el potencial de poner en riesgo el esfuerzo extenso que realizan policías, fiscales y las cortes de los casos manejados por este analista", declaró por su parte la fiscal general Pam Bondi."Florida ha tenido mucho éxito en la lucha contra el abuso y tráfico de prescripciones contra el dolor y no toleraremos ninguna acción que comprometa nuestro esfuerzo por acabar con este flagelo en nuestro estado", aseguró.Si bien es un suceso "muy serio", Bondi reiteró que el caso no desanimará a las autoridades en su lucha contra el abuso de medicamentos bajo receta, un problema que según estadísticas oficiales mata a siete personas al día en Florida, estado en donde representa la principal causa de muerte por uso de drogas.

Más noticias

0 Comentarios