Dimite la directiva de Toyota detenida por recibir un fármaco de forma ilegal

La directora de comunicación de Toyota Motor, Julie Hamp, que permanece detenida en Japón desde el pasado 18 de junio por recibir de manera ilegal por correo un fármaco, ha presentado su dimisión, informó hoy el fabricante de automóviles.

Logo de Toyota. EFE/Archivo Galería
Foto de archivo facilitada por Toyota Motor Corp. el 19 de junio de 2015 de la directora de comunicación de Toyota Motor, Julie Hamp. EFE/Archivo Galería

Logo de Toyota. EFE/Archivo

La directora de comunicación de Toyota Motor, Julie Hamp, que permanece detenida en Japón desde el pasado 18 de junio por recibir de manera ilegal por correo un fármaco, ha presentado su dimisión, informó hoy el fabricante de automóviles.Dado que permanece bajo prisión preventiva, lo que según la ley nipona le impide contactar con nadie a excepción de su letrado, Hamp hizo llegar ayer a la empresa a través de su abogado una nota en la que especificaba su deseo de dejar el cargo.La empresa "ha aceptado su dimisión después de tener en cuenta las preocupaciones e inconvenientes causadas a nuestros accionistas por los recientes acontecimientos", explicó Toyota en un breve comunicado."Dado que la investigación aún prosigue, hay poco que Toyota pueda añadir en este momento", añade el texto.Julie Hamp, directora de comunicación y vicedirectora de relaciones públicas de la compañía nipona, recibió supuestamente el pasado 11 de junio desde EE.UU. un paquete por mensajería con unas 57 pastillas que contenían oxicodona, un potente analgésico que no puede utilizarse sin receta en Japón.La normativa nipona de aduanas prohíbe estrictamente el envío por correo de narcóticos al país, y sólo se permite introducir personalmente estos productos a pacientes que los usen para su tratamiento, en cuyo caso es necesario solicitar un permiso previo a las autoridades niponas y remitir la receta médica correspondiente.La ejecutiva estadounidense se encuentra desde el 18 de junio en previsión preventiva, lo que según la ley japonesa implica que puede permanecer detenida por un periodo de hasta 23 días sin ser imputada por ningún delito.Hamp, de 55 años, se convirtió el pasado abril en la primera mujer directiva de la multinacional japonesa, y fue con anterioridad vicepresidenta de Toyota Motor Norteamérica.Su nombramiento se enmarcó en un plan del líder mundial del motor para diversificar su equipo gestor.

Más noticias

0 Comentarios