Roberto Ampuero revive de forma crítica su juventud "detrás del muro"

Roberto Ampuero salió de su Chile natal en 1974 como exiliado de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) para llegar a la República Democrática Alemana (RDA) y ahora evoca de manera crítica su memoria sobre esta época en "Detrás del muro" (Plaza & Janés).

El escritor chileno Roberto Ampuero, presenta su nuevo libro ''Detrás del muro''. EFE Galería
El escritor chileno Roberto Ampuero, presenta su nuevo libro ''Detrás del muro''. EFE Galería

El escritor chileno Roberto Ampuero, presenta su nuevo libro ''Detrás del muro''. EFE

Roberto Ampuero salió de su Chile natal en 1974 como exiliado de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) para llegar a la República Democrática Alemana (RDA) y ahora evoca de manera crítica su memoria sobre esta época en "Detrás del muro" (Plaza & Janés).En una entrevista con Efe, Ampuero (Valparaíso 1953) asegura que le interesaba contar la historia de los latinoamericanos que vivieron "detrás del muro pero siempre en contrapunto con el presente, con la Alemania de entonces y la Alemania unificada".El autor mezcla episodios de su juventud con un recorrido por el Berlín actual, en el que rememora sus viejos tiempos como militante comunista que huye de la dictadura de derechas chilena."Esta historia la vivieron muchas personas, no solo europeos orientales", dice. Y es que en el libro aparecen personajes latinoamericanos que huyeron de las dictaduras militares en el continente, en su mayoría chilenos, y que encontraron refugio en la RDA.Ampuero considera sus memorias como un ejercicio "legítimo, válido e importante" porque "tendemos a olvidar rápidamente que hasta hace muy poco, Europa estaba dividida y eso a los jóvenes les suena como algo kafkiano".Una de las anécdotas más destacadas del relato es la omisión constante de la existencia del muro: "No se podía utilizar el término die Mauer (el muro) en ningún medio, ni en cine, ni literatura, ni canciones ...ni siquiera en conversaciones privadas, era una palabra prohibida", asegura el también autor de las historias del detective Brulé.Asimismo, en el libro se recogen las historias amorosas del protagonista, pero asegura que "todos los nombres de las amigas y amantes del personaje están cambiados", porque lo importante es "la atmósfera"."Debo recordarles a los que no vivieron en la dictadura que el sexo era lo más importante, porque era el único espacio de libertad donde el Estado no podía entrar", dice.En "Detrás del muro", Ampuero critica, entre otras cosas, el "silencio" por parte de los exiliados en la RDA, que convirtió a muchos en "acríticos" con la situación."En el fondo, salieron de una dictadura para entrar en otra. Muchos de ellos condenaron la dictadura de derechas y negaron la de izquierda, entiendo que por compromiso con los países que los acogían", afirma.Reconoce que ha recibido críticas por su "desencanto" con el socialismo, que ya describe en su anterior memoria, "Nuestros años verde olivo" (2015) y la explica como una "ruptura práctica", por ver "lo mal que funcionaba el sistema"."En aquella época, donde o estabas con el socialismo o estabas con el imperialismo, dar el paso que yo di, fue complicado", reconoce.Actualmente, Ampuero se define como liberal, aunque dice que "no fue de un momento a otro, ya que pasan muchos años hasta que uno logra pensar por sí mismo realmente, no es un proceso fácil".Según el escritor, que fue ministro de Cultura de Chile entre 2013 y 2014 (con Sebastián Piñera), "la izquierda debe aprender a manejar los numeros y la derecha a ser capaz de ilusionar y seducir a los jóvenes".El padre del investigador Cayetano Brulé evalúa la situación política de Chile como "compleja", por la pérdida de popularidad de Michelle Bachelet y asegura que este es "el peor gobierno que ha habido desde 1958 en el país"."Chile ha tenido un desarrollo económico ejemplar pero el momento es inquietante, porque tenemos la impresión de que no hay ni liderazgo político ni presidencial porque el Gobierno no sabe a donde ir; hay pérdida de confianza de los chilenos en la clase política aunque por fortuna las instituciones funcionan", concluye.

Etiquetas

Más noticias

0 Comentarios