Cinco años después de su muerte, los palestinos siguen añorando a Arafat

Cinco años después de la muerte de Yasser Arafat, líder histórico de la OLP y primer presidente de la Autoridad Palestina, los palestinos, debilitados y divididos, ven cada vez más lejos los sueños de paz y de un Estado independiente forjados por el añorado dirigente.

Cinco años después de la muerte de Yasser Arafat, líder histórico de la OLP y primer presidente de la Autoridad Palestina, los palestinos, debilitados y divididos, ven cada vez más lejos los sueños de paz y de un Estado independiente forjados por el añorado dirigente.Mañana miércoles, en Cisjordania un gran acto conmemorará el quinto aniversario de la muerte de Arafat, ocurrida el 11 de noviembre de 2004 en Francia a los 75 años.En Gaza, sin embargo, los servicios de seguridad no permitirán ningún homenaje."Abú Ammar (nombre de guerra de Arafat) era y sigue siendo el símbolo de nuestra lucha. Durante décadas dirigió el navío palestino en medio de las tormentas", afirmó Mohammed Dhaher, de 49 años, un palestino de Jericó.El museo blanco de Arafat en Ramalá, cerca de la Muqata, sede de la Autoridad Palestina, se ha convertido en un lugar de peregrinación."El presidente Arafat es un símbolo de la revolución palestina y no me voy de Ramalá sin recitar la fatiha (una sura del Corán) en su tumba", dijo Nader Ismail.Según un sondeo reciente, 81,9% de los palestinos lamentan la desaparición de su líder carismático."Cuando estaba Abú Ammar, el mundo entero nos respetaba, pero ahora somos muy débiles", deploró Sali Abú Nadir, de 36 años, profesor en Naplusa."Ahora somos como un balón de fútbol al cual todos patean", dijo Nadir, lamentando las divisiones palestinas.La ruptura entre la Autoridad Palestina y Hamas se consumó en junio de 2007 cuando los islamistas expulsaron de Gaza a sus rivales de Fatah.En los últimos meses, las dos facciones iniciaron un "diálogo de reconciliación" bajo el auspicio de Egipto pero sin resultados.A la espera de un hipotético acuerdo, Hamas continúa gobernando en Gaza, un territorio en estado de sitio, sometido a un estricto bloqueo israelí."Si esa división se hubiera producido bajo Arafat, él habría tenido el sentimiento de morir diez veces por hora. Esta sombría discordia es la más dolorosa de las heridas palestinas", dijo Saeb Erakat, uno de los compañeros de lucha de Yasser Arafat.Arafat "se negaba a hacer concesiones en los principios. Hemos pagado el precio por eso, pero gracias a eso pudimos conservar la unidad nacional", dijo un responsable de Hamas en Gaza, Ismail Abú Raduán.Arafat "creía en la opción de la resistencia como una de las opciones estratégicas para permitir que pueblo palestino recuperara sus derechos, contrariamente a Mahmud Abas", dijo Raduán.Debilitado por el bloqueo del proceso de paz, Abas, el sucesor de Arafat, desistió presentarse a la reelección en las próximas elecciones palestinas previstas para el 24 de enero de 2010.Abas amenaza incluso con renunciar si Estados Unidos no logra reactivar las negociaciones con Israel, suspendidas desde la última ofensiva del ejército israelí contra Gaza (diciembre 2008-enero 2009).La Autoridad Palestina, cuyo poder se limita a Cisjordania, ha chocado contra la negativa de Israel de congelar la colonización antes del reinicio de las negociaciones.El empantanamiento del proceso de paz y las divisiones entre palestinos, amenazan la herencia de Arafat que había logrado encarnar la causa nacional.Hamas rechazó la convocatoria a elecciones de la Autoridad Palestina, una decisión que puede provocar una ruptura completa entre Cisjordania y la franja de Gaza.

Más noticias

0 Comentarios