Desciende producción de opio en Afganistán

30 | 11 | -1

Las autoridades afganas admiten un crecimiento descontrolado del consumo de opio entre los sectores más vulnerables.


En su casa vacía en Kabul, Yaklima fuma la primera dosis de opio del día.

Su nuera la mira esperando su turno.

La abuela de 60 años fumó opio por primera vez hace 20 años para aliviar el dolor en su espalda.

Ahora es adicta a la droga y la usa para olvidar una vida miserable.

“Mi situación financiera no era buena, no tenía dinero y mi marido estuvo enfermo durante siete años. Mi hijo perdió un brazo. Fue por eso que empecé a fumar opio”, dijo Yaklima, adicta al opio.

Desde el año pasado, Afganistán registra una significante reducción en la producción de opio, pero el abuso de la droga entre la gente común comienza a convertirse en un grave problema.Los siete hijos de Yaklima lo consumen.

Salim, el mayor, fuma opio al menos cuatro veces por día y gasta todo su salario en la droga. Su mujer también se volvió adicta. El menor murió por malnutrición hace cinco meses. La familia no tenía dinero para alimentarlo. Dos de sus otros hijos viven con parientes por el abuso psicológico al que eran sometidos por sus padres.

“Nuestros padres nos golpeaban y nos obligaban a buscar dinero para ellos. Luego compraban drogas”, aseguró Yaklima.

En el Centro de Rehabilitación para Adictos Sanga Amaj, el equipo lucha una batalla perdida para ayudar a las mujeres adictas. Los doctores en la clínica sostienen que por cada una mujer que ingresa, quedan docenas afuera. La experiencia indica que una de cada cuatro volverá a usar opio una vez que abandonen el centro.

“La mayoría de las pacientes sufrirán una recaída porque sus maridos siguen usando drogas, también porque la comunidad no las vuelve a aceptar”, expresó Fauzia, trabajadora social, NEJAT.

No hay cifras concretas del número de mujeres adictas al opio en Afganistán. El estigma y la vergüenza muchas veces hace que el problema quede dentro de los hogares, lejos de los doctores. Pero con esta adicción escondida amenazando a miles de familias, las autoridades comienzan a impulsar políticas para abordar el problema, y no sólo erradicar los campos de amapolas.

© ZGS 2014

Tu opinión

Postear en
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento

0 Comentarios

¡MIRA ESTO!

BLOGS Destacados

Conéctate Ya

PUBLICIDAD


















Powered by DaC
Google Google