El mundo en desarrollo espera un compromiso de EEUU con la ronda de Doha

Potencias emergentes y países en desarrollo reunidos este domingo en Ginebra coincidieron en la necesidad de un compromiso firme de Estados Unidos para poder concluir la ronda de Doha, de cara a la reunión ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que se abre el lunes.

Potencias emergentes y países en desarrollo reunidos este domingo en Ginebra coincidieron en la necesidad de un compromiso firme de Estados Unidos para poder concluir la ronda de Doha, de cara a la reunión ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que se abre el lunes."Hay un país en particular que hace que las cosas sean más lentas", afirmó el canciller brasileño Celso Amorim en referencia a las estancadas negociaciones de Doha, en el marco de una reunión del G20 (que integran entre otros Brasil, China, India y Argenta) previa a la gran cita de la OMC."Casi todos los miembros de la OMC, desarrollados y en desarrollo, se encuentran en posición de continuar avanzando" y cerrar la ronda de Doha, dijeron los ministros del G20 en un comunicado, evitando cuidadosamente nombrar en forma explícita a Estados Unidos.Sin embargo, durante el encuentro, el G20 y el G33 (que reúne a otros países en desarrollo) coincidieron en que la falta de definición de la administración norteamericana es la razón principal de la parálisis de las negociaciones de liberalización del comercio mundial, lanzadas en 2001 en la capital qatarí."Falta claramente una posición más clara, quizás una política comercial, de uno de los miembros más importantes de la organización. Hablamos de Estados Unidos", explicó a la AFP un diplomático presente en la reunión que quiso conservar el anonimato.Este diplomático señaló que el mundo en desarrollo intentará utilizar la primer gran reunión ministerial de la OMC en cuatro años que se celebra de lunes a miércoles en Ginebra como un instrumento para presionar en forma positiva al gobierno del presidente estadounidenses Barack Obama."Haciendo un poco de presión, por ejemplo en el área del medio ambiente, se han logrado algunos movimientos de la parte de China y Estados Unidos. La reunión ministerial es una posibilidad de hacer avanzar las cosas", dijo.El mundo, agregó, debe "ayudar a Estados Unidos a catalizar un proceso interno", ya que la situación "no es fácil" para Obama, que sufre una fuerte presión proteccionista de parte del Congreso norteamericano.Marcado por sus múltiples ensayos infructuosos, el director general de la OMc, el francés Pascal Lamy, ha preferido reducir al máximo las ambiciones de la ministerial en la que participan más de 100 países, aunque no dejará de destacar una nueva vez más los beneficios que trae consigo la ronda de Doha.Tras una caída prevista de más del 10% del comercio mundial en 2009, Doha podría aportar hasta 700.000 millones de dólares a la economía global al levantar las barreras tarifarias de miles de productos y poner fin a las subvenciones agrícolas de Europa y Estados Unidos, según ciertos estudios.

Más noticias

0 Comentarios