Redskins: La historia de Terrelle Pryor para alcanzar su sueño más anhelado

Terrelle Pryor Terrelle Pryor

Terrelle Pryor Telemundo Washington

Los sueños de cualquier profesional son triunfar y brillar al más alto nivel. Para Terrelle Pryor, la meta no solo era brillar en la NFL, sino también hacerlo en la posición de mariscal en la liga. El jugador, ahora receptor abierto, inició su carrera como “quarterback".

Hablar de Pryor es regresar con la máquina del tiempo a 2011, cuando el jugador fue seleccionado en la tercera ronda del draft de ese año. El destino lo llevó a la ciudad de Oakland, California, para formar parte de los Raiders de Oakland. Pryor sería la última selección del dueño Al Davis quien poco después fallecería. Previo a su muerte, Davis le dijo a Pryor, "Tú serás una estrella". Sin embargo, la vida tenía planes diferentes para el jugador.

Con la muerte del propietario de Davis, el cambio llegó a Oakland y Pryor nunca dio la talla que Davis pronosticó. De ahí en adelante la carrera del jugador -que mide seis pies y cuatro pulgadas- dio varias vueltas.  Tras dos temporadas con los Raiders, Pryor rebotó en varios equipos de la NFL donde nunca encontró su lugar. El jugador pasó por las filas de los Seahawks de Seattle, los Chiefs de Kansas City, los Bengals de Cincinatti y los Browns de Cleveland.

Según cuenta la leyenda, varios entrenadores le pidieron a Pryor jugar como receptor abierto aunque esa era una posibilidad inexistente para el jugador nacido en Jeannette, Pennsylvania. En más de una ocasión, Terrelle prefirió no jugar en vez de hacer el cambio. Una de las razones principales siendo que nunca había jugado la posición, según le comentó a un reportero del Seattle Times.

En el 2015, Pryor aceptó el reto e hizo el cambio a receptor abierto para los Browns de Cleveland. Aunque antes de llegar hasta ese punto, se dedicó en cuerpo y alma para aprender todo lo necesario. Correr con el ovoide ya era uno de sus fuertes y armas principales durante su carrera colegial. Con la ayuda del entrenador Tim Cortazzo, el jugador empezó de cero entrenando hasta tres horas diarias. Cuando los Browns de Cleveland le hablaron, Pryor tenía talla de un jugador promesa, no obstante, los Browns decidieron dejarlo en libertad como todos los equipos anteriores.

En diciembre de ese año, el equipo que lo había dejado ir, lo volvió a llamar. "El estar sin equipo era una bendición escondida," afirmó el entrenador Cortazzo.  En el 2016, en su primera campaña como receptor abierto, Pryor acabó con 77 recepciones y 1,107 yardas al final de la temporada regular. Esta campaña de Terrelle Pryor- quien tiene contrato de una temporada-, puede revalidar su éxito con los Browns. El jugador tiene todo lo necesario para convertirse en una figura importante para el equipo de los Redskins de Washington.

Su dedicación no está en tela de juicio, "Pryor es el primero en llegar y el último en salir de la cancha durante los entrenamientos"- afirman varios entrenadores. El "Wide Receiver” dedica tiempo para atrapar un mínimo de 400 pelotas todos los días de posiciones incomodas para acostumbrarse a lo que puede suceder en un partido. Y para el capitán Kirk, tener a un exmariscal a su lado también le facilita el trabajo. Según Cousins,  Terrelle Pryor es un hombre que piensa como mariscal y sabe muy bien qué se necesita en cada jugada. La temporada estará llena de expectativas para la afición de Washington que también cuenta con Jordan Reed, y entre los dos jugadores se espera crear una ofensiva difícil de marcar.

Más noticias

0 Comentarios