Estados dejan pasar oportunidades de mejorar educación para la infancia

Hallazgos previos indican que los estados se rezagan en aprovechar las oportunidades para atender a las diversas poblaciones estudiantiles, como los hispanos y los que aprenden inglés.

Estados dejan pasar oportunidades de mejorar educación para la infancia Estados dejan pasar oportunidades de mejorar educación para la infancia

Estados dejan pasar oportunidades de mejorar educación para la infancia

Hallazgos previos indican que los estados se rezagan en aprovechar las oportunidades para atender a las diversas poblaciones estudiantiles, como los hispanos y los que aprenden inglés (ELLs), conforme a reporte lanzado este jueves por el NCLR (National Council of La Raza), la más extensa organización hispana de la nación en pro de los derechos civiles.

El reporte, Respondiendo a las Necesidades de La Niñez Latina: los Esfuerzos de los Estados para Consolidar Sistemas de Aprendizaje Asimilables, ofrece desarrollos sin precedentes de políticas y financiamiento que ayudaría a los estados a mejorar sus programas educativos para el preescolar y primaria.

En el 2009 se invirtió  copiosamente en programas educativos infantiles, con un monto de $4 billones en fondos federales. De aprobarse en el congreso la propuesta mencionada,  el  Early Learning Challenge Fund aportaría otros $8 billones durante los 8 años siguientes en incentivos hacia los estados para mejorar sus programas de preescolar, es decir desde los recién nacidos hasta niños de 5 años. Estas mejoras incidirían en los programas de Early Head Star, Head Start, y los preescolares, en los cuales la niñez latina no se ve representada, o acaso no muy bien atendida.

“La niñez hispana representa ¼ de la población infantil nacional y la de mayor crecimiento, y con todo, la que menor acceso tiene a una temprana educación de calidad”, dijo la Presidenta y CEO del NCLR, Janet Murguía. “Tenemos pues una oportunidad de invertir en nuestros hijos a una edad temprana, cuando se puede hacer la diferencia para acortar la enorme brecha del rendimiento escolar que se agrava desde High School”.

El reporte señala que de las 8 entidades donde se efectuaron las entrevistas por miembros de los Early Childhood Advisory Councils, investigadores y líderes de agencias estatales, entidades con abundante población hispana, en su mayoría disponen de pocos criterios de medición de logros del estudiantado que aprende inglés.

La única excepción y modelo para el resto de la nación es California, donde el Departamento de Educación estatal, con apoyo de los partidarios de los ELL, desarrollaron unos lineamientos para “ayudar a que los mentores entiendan los progresos de los menores en su aprendizaje del idioma inglés”. Pocos estados, sin embargo, han dispuesto de recursos para canalizarlos hacia este rubro, así como deseos de diseñar sistemas de desarrollo profesional culturalmente competentes. Cuando se diseñan estándares, poco se cuenta con el parecer de los latinos.

La NCLR hizo las siguientes recomendaciones en el reporte: El congreso debe respaldar el desarrollo de mejores medidas para identificar a los estudiantes ELL, exigir que los estados desarrollen criterios de medición del aprovechamiento de tales estudiantes, exigirse mecanismos para reclutar y capacitar personal diverso en lo cultural y lo lingüístico, y exigir que se cuente con especialistas en ELL para creación de estándares, entre otros puntos.

“No podemos permitirnos desaprovechar esta oportunidad valiosa de reformar los programas de educación temprana” Murguía dijo. “Los estados deben trabajar en el desarrollo de programas de aprendizaje temprano que tomen en cuenta las necesidades de todos los infantes, también de los ELL”.

Más noticias

0 Comentarios