Tenga cuidado de las principales estafas a consumidores de la Florida

El Procurador General dio a conocer una lista de los principales fraudes y como prevenirlos, en el marco de la Semana Nacional de Protección al Consumidor.

Roban cervezas y cigarros de tienda en San Antonio Roban cervezas y cigarros de tienda en San Antonio

Roban cervezas y cigarros de tienda en San Antonio

Ante el inicio de la Semana Nacional de Protección al Consumidor el Procurador General de la Florida, Bill McCollum, publicó una lista de los principales problemas que enfrentan los consumidores floridanos, por medio de la cual invita a los ciudadanos a informarse mejor sobre las estafas y los fraudes que actualmente se están presentando con mayor incidencia, entre los que se encuentran:

- Reventas de tiempo compartido – Las estafas en las reventas de tiempo compartido pueden producirse tanto en el momento de la compra original como en el momento de la reventa y suelen prometer ventas a cambio de una comisión, pero la operación no se realiza. 

- Estafas en rescates de ejecuciones hipotecarias – Es necesario que los propietarios de Florida sean muy cautelosos y es importante que sepan que la ley del estado a toda compañía o individuo cobrar anticipos por servicios de rescate de ejecuciones hipotecarias o de modificación del préstamo en relación con ejecuciones hipotecarias.

- Cancelación de deuda – Las empresas que organizan estafas en la cancelación de deudas prometen a los consumidores liquidar sus deudas por una parte de la cantidad adeudada pero, en cambio, cobran grandes anticipos y dejan a los clientes con poco o ningún dinero para pagar a sus acreedores. Es importante que los consumidores desconfíen de las compañías que hacen promesas escandalosas y cobran anticipos.

- Reparación del crédito – Los esquemas de reparación del crédito declaran que mejoran el informe crediticio o eliminan el mal informe y, algunas veces, forman parte de otras operaciones que negocian o eliminan la deuda.

- Cobro de deudas – La ley prohíbe a los cobradores de deudas mentir a los consumidores o amenazarlos para cobrar los pagos. Tampoco pueden llamar después de las 9:00 de la noche ni comunicarse con los consumidores en su trabajo si saben que su empleador lo desaprueba.

- Robo de identidad – El robo de identidad ocurre, con frecuencia, a través del robo de correo o por Internet mediante una técnica que suele llamarse "phishing". Los estafadores intentan convencer a los consumidores para que les entreguen datos de identificación personal a través de mensajes de correo electrónico que simulan provenir de algún servicio web de confianza o, incluso, del banco del consumidor. Una vez que el consumidor ingresa sus números de cuenta, el estafador tiene toda la información necesaria para incurrir en un robo de identidad costoso y devastador. Los consumidores no deben responder nunca a correos electrónicos que pidan datos de identificación personal.

- Suscripciones a revistas– Es importante que los consumidores tengan cuidado si reciben revistas u otros productos gratuitos y que revisen con atención las condiciones de suscripción y facturación para asegurarse que después al finalizar un período de prueba, no continuarán recibiendo el producto con su correspondiente factura.

- Servicios de turismo – Las quejas contra las agencias de viajes comprendían supuestos paquetes de vacaciones con todos los gastos incluidos (“all-inclusive”) que ocultaban gastos para los consumidores. Con frecuencia las ofertas demasiado buenas son mentira.

- Suplementos alimenticios – Los consumidores denunciaron que las compañías les estaban ofreciendo pruebas “gratuitas” de productos sin permitirles cancelar las suscripciones antes de que les empiecen a facturar. Los consumidores no podían comunicarse con las compañías por teléfono, correo electrónico ni a través de sus sitios web para cancelar sus suscripciones antes de que finalizara el período de prueba y, en consecuencia, les facturaban los suplementos.

- Telefonía inalámbrica – Los consumidores denunciaron que les cobraban las descargas de contenido de terceros para telefonía móvil que ni habían autorizado a sabiendas ni deseaban, como tonos de llamada, música, fondos de pantalla, horóscopos y demás. Los operadores en línea también promocionaban estas descargas como "gratuitas”, pero al final facturaban tarifas mensuales recurrentes a los consumidores.

Si usted desea mayor información sobre fraudes a consumidores o presentar una queja puede llamar a la Oficina del Procurador General en la línea para fraudes que es el 1-866-9-NO-SCAM (1-866-966-7226).

Tome sus precauciones y cuide su patrimonio.

Más noticias

0 Comentarios