La concentración a nivel mundial en el sector bancario provoca preocupación

La concentración que se observa en el sector bancario a escala mundial provoca temores en ciertos países, por el riesgo de ver surgir firmas gigantes que puedan afectar la libre competencia y amenazar la estabilidad del sector financiero.

La concentración que se observa en el sector bancario a escala mundial provoca temores en ciertos países, por el riesgo de ver surgir firmas gigantes que puedan afectar la libre competencia y amenazar la estabilidad del sector financiero.La ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, pidió recientemente al director del Consejo de Estabilidad Financiera (CSF), Mario Draghi, redactar un informe sobre el tema antes de la próxima reunión del G20 de países desarrollados y potencias emergentes prevista en marzo próximo."Debemos estar seguros de que no creamos establecimientos que tienen una ventaja competitiva", declaró Lagarde al diario Financial Times en una entrevista publicada el martes.Draghi deberá asegurarse de que no existe actualmente ni "abuso de posición dominante" ni "cartel" contrario al principio de la libre competencia.El lunes, el presidente de la Reserva Federal norteamericana (Fed), Ben Bernanke, ya había advertido de este problema, al subrayar que la concentración bancaria era un tema de preocupación por dos razones: de cara a la competencia entre los establecimientos y, sobre todo, a raíz de los riesgos vinculados con las instituciones financieras "demasiado grandes para caer".Varios presidentes de grandes bancos europeos, como Josef Ackermann del alemán Deutsche Bank o Emilio Botín del español Santander, ya se declararon opuestos a la idea de reducir la talla de los establecimientos bancarios.La preocupación de Lagarde abarca principalmente el sector del banco mayorista, donde la concentración ya importante aumentó tras la crisis y podría continuar acentuándose por las nuevas reglamentaciones queridas por el G20, explicó su entorno a la AFP.Esta concentración hace temer que los precios de los productos financieros ya no sean establecidos en su justo valor, porque un número cada vez más grande de transacciones será monopolizada por una pequeña cantidad de operadores, explicaron fuentes cercanas a la ministra francesa de Economía.Más allá del banco mayorista, el sector bancario en su conjunto se dirige hacia un sistema de concentración.La búsqueda de ahorros en un universo más reglamentado y el hecho de que muchos bancos deben vender activos para hacer frente a sus dificultades o bajo presión de la Comisión Europea empujarán a esta reestructuración, según un analista Pierre Chedeville de CMC-CIC Securities.En principio deseada por los autoridades poorque permitía fusionar establecimientos frágiles con otros más sólidos, la consolidación aparece hoy en día como una nueva fuente de inestabilidad financiera, creando más que nunca bancos "demasiados grandes para caer".La comisaria europea de Competencia, Neelie Kroes, fustigó en varias oportunidades a estos establecimientos, a los que considera "demasiado grandes para caer y demasiado grandes para poder supervisarlos y administrarlos"En Estados Unidos, el proyecto de ley para refundar el sistema financiero pretende desalentar la creación de establecimientos de talla excesiva, imponiéndoles más obligaciones.

Más noticias

0 Comentarios