La comunidad hondureña en el área metropolitana reacciona ante el golpe de estado que atraviesa su país