El célebre mercenario del cómic argentino 'Boogie, el aceitoso' llega al cine

'Boogie, el aceitoso', el célebre mercenario, misógino y violento, creado en 1972 por el fallecido escritor y humorista argentino Roberto Fontanarrosa, llega a las pantallas en una película de animación que se estrena este jueves en los cines de Buenos Aires.

'Boogie, el aceitoso', el célebre mercenario, misógino y violento, creado en 1972 por el fallecido escritor y humorista argentino Roberto Fontanarrosa, llega a las pantallas en una película de animación que se estrena este jueves en los cines de Buenos Aires.La versión animada del personaje más agresivo y revulsivo de la historieta argentina, dirigida por Gustavo Cova y producida por Illusion Studios, fue bien recibida por la crítica especializada y festejada por los fanáticos en el preestreno realizado el miércoles en Rosario, la ciudad natal de Fontanarrosa, 300 km al norte de Buenos Aires.Los actores Pablo Echarri y Nancy Dupláa, marido y mujer en la vida real, fueron los encargados de ponerle la voz a Boogie y a Marcia, una testigo clave a quien el protagonista debe matar por encargo mafioso y que motiva la historia de la película."El trabajo de voces es excelente; realmente es difícil lo que hicieron porque se trataba de hacerlo con material a veces inexistente, sin tener al otro actor al lado, con criaturas que hablan poquísimo", explicó Cova.La versión animada, pensada para público adolescente y adulto, lejos de hacer más ingenuo a ese personaje racista y machista, bebedor y golpeador, exacerba su violencia y crueldad.En sus orígenes, Boogie es un delincuente peligroso de domicilio desconocido, tiene por hobbies comprar armas y disparar a transeúntes desde la ventana de su apartamento, admira a 'Jack, el destripador' y detesta al resto de la humanidad, según resume su ficha biográfica en el sitio oficial de Fontanarrosa, muerto en 2007, a los 62 años, por una enfermedad neurológica.La versión animada fue realizada en principio en 2D tradicional pero luego transformada a un sistema llamado '2D estereoscópico'. "Este no es un film en 3D sino estereoscópico, que no es lo mismo. Existe la sensación de que los objetos y los personajes se proyectan fuera de la pantalla. Lo que llamamos 3D es el uso de gráficos realistas y con profundidad, pero aquí lo usamos sólo para los fondos", explicó su director.

Más noticias

0 Comentarios