Estados Unidos Estados Unidos l
Es tu ciudad, conéctate
Estados Unidos

Caramelos, Juguetes e Infancia

¿Hace cuanto que no eres niño?

Masticar caramelos, comer chocolates, brincar en los charcos, jugar por horas, reírse a carcajadas y tener amigos de verdad, esas son algunas de las cosas más emblemáticas y bellas de la niñez, una de las etapas más hermosas de la vida.

Ser niño es lo máximo, tener el alma libre de convencionalismos, decir las cosas como son, hacer amigos de la nada y dar amor esperar nada a cambio.

Cuando eres niño los amigos son verdaderos, no se andan con hipocresías ni envidias. Los dilemas más grandes se resumen a ¿hacer la tarea o salir a jugar? Y –si eres afortunado –siempre contarás con el amor incondicional de una mamá que te hace la vida súper fácil (aunque sea mandona, a ver ¿quién lava, plancha, cocina, limpia la casa, te da la medicina, etc, etc? ¡Ah, verdaaaaaad!)

Cuando eres niño el tiempo parece que camina muy lento, quisieras ser grande para que nadie tuviera que decirte que hacer y de pronto, un día cualquiera, te das cuenta que ya "eres grande", que los días de helados y columpios se quedaron atrás y... los extrañas ¿a poco no?

Luego te conviertes en una de esas personas que veías con los ojos grandes al voltear hacia arriba –obvio porque son más altos, no es que sean dioses –esos que veías serios, que hablaban poco y eran medio aburridos: los adultos. Todo porque tienes que seguir las reglas dictadas por no-sé-quién.

Pero por dentro, aun está esa parte de ti que es libre, ingenua, sincerota, juguetona y bien divertida. Ese niño que creció bien rápido y sin que te dieras cuenta.

Yo descubrí eso un día que mi mamá nos compró unos patines, y para enseñarnos a usarlos se los puso y empezó a patinar como desaforada por la calle, como si tuviera 8 ó 9 años otra vez. Fue muy revelador y gracioso pues ya tenía 50 años, hasta que se cayó... (no me estoy riendo, que conste). Después de eso la vi reírse mucho rato, se veía feliz, como una niña.

Por eso, creo que debemos de ser niños de vez en cuando, hacer esas cosas que son tan puras y alegres que te dejan un buen sabor de boca por un ratote. Hacer cosas como: masticar caramelos, comer chocolates, brincar en los charcos, jugar por horas, reírse a carcajadas y ofrecer tu amistad de verdad. Estoy segura que la felicidad se compone de eso, sencillez y buenos momentos.

MORALEJA: Este Día del Niño celebra a los niños que tengas cerca, pero deja salir al tuyo a jugar un ratito, seguramente pasarás un momento inolvidable.

Ah, y si puedes compartirlo con tus hijos, sobrinos o parientes chiquitos, ¡seguro que les vas a dar una buena anécdota para recordar por mucho tiempo! Jejeje.

Y tú ¿hace cuánto que no eres niño?

© ZGS 2014

Tu opinión

Postear en
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento

0 Comentarios

BLOGS Destacados

¡MIRA ESTO!

Conéctate Ya

Publicidad
Powered by DaC