¿Te cambiarías de religión por tu pareja?