Los bebés que nacen del alma

Decenas de miles de niños esperan en las casas de cuidado para ser adoptados, alrededor de un 15% de ellos son hispanos, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Mayo es el mes en el que se celebra el Día de las Madres, en EEUU se festejó el pasado domingo, mientras en el Salvador, Guatemala y México se celebra el día 10, el 27 en Bolivia y el 30 en Nicaragua. Pero para algunas mujeres, esa celebración no llega tan fácilmente.

Aida Phillips es una reconocida publicista de celebridades con 15 años de trayectoria en el ámbito de la publicidad y hace dos años abrió su propia agencia de relaciones públicas.

Aida es publicista de actores como Paulo Quevedo, Geraldine Zivic, Patricia de Leon, el Chef Ze Carlos,  el diseñador de modas Samy Gicherman y la diseñadora de Imagen Angie Escamilla, entre otros.

La vida de Aida, a fuerza de trabajo y dedicación, era ideal en todo, bueno, en casi todos los aspectos. 

Originaria del Distrito Federal, Aida creció entre Monterrey, México; y McAllen, Texas; en el seno de una familia tradicional con dos hermanos menores. Aida estudió publicidad en San Antonio y en el 2007 se casó con su novio Stanley, con quien vive en Miami.

Aida nació para ser madre, siempre le gustaron los niños y desde que se casó quiso tener un bebé. Pero, después de tratar de embarazarse por más de 9 meses, ella y su marido decidieron acudir a un especialista en fertilidad.

Aida estuvo sometida a varios tratamientos de fertilidad a lo largo de un año y medio sin poder concebir.

Fueron 3 años de luchar por ser madre, hasta que finalmente Aida y su marido decidieron, sin esperar más, adoptar un bebé.

Como a muchas parejas en busca de un bebé, el proceso de adopción fue largo, costoso y muy emotivo.

“El proceso de adopción duró más de 2 años”, cuenta Aida. “El proceso en sí no es lo difícil, lo difícil es la espera y la montaña rusa de emociones”.

Y después de 4 abogados privados, finalmente en octubre del 2010, Aida recibió la noticia de que ella y su marido habían sido elegidos para adoptar un bebé. 

“Para mí, la adopción fue la opción que tuve para realizar el sueño de ser madre”, confiesa Aida. 

Aida conoció a los padres biológicos de la que sería su bebé, y esperó.

“Tener un bebé es lo más maravilloso de este mundo, soñábamos con tenerla en nuestros brazos, decirle cuanto la queremos, amarla, abrazarla, cuidarla y educarla”, recuerda Aida.

Los amigos y familiares celebraron con Aida la llegada de su futura bebé, una pequeña muy esperada y deseada.

“Gracias a Fisher Price tuvimos una gran ayuda para prepararnos para esta bebita. Ellos nos dieron una dotación de productos esenciales para preparar el cuarto de la bebe, que incluía un moisés, silla para comer, columpio, bañera, gym, pañales, pañalera, juguetes interactivos, cds y muchas cosas más”, cuenta Aida emocionada por su baby Shower.

De acuerdo al Departamento de Salud y Servicios Humanos, alrededor de 510,000 niños vivían en hogares de cuidado o foster homes en el 2006, de los cuales 79,000 esperaban ser adoptados.

El 19% de los niños adoptados en el 2006 eran de origen hispano, y según una encuesta nacional de la Dave Thomas Foundation for Adoption 4 de cada 10 americanos han considerado la adopción, pero sólo 1 de 500 adoptan niños de las casas de cuidado. Por lo que los menores permanecen al menos 3 años en las casas de cuidado, reveló The Adoption Center of Midtown. 

Para Aida, en marzo del 2011 se realizó finalmente su sueño de ser mamá, cuando pudo tener entre sus brazos a su bebé, a quien llamó Milana, que significa regalo del cielo, y Hope porque su esposo y ella nunca perdieron las esperanzas de ser padres.

“Mi consejo para todas aquellas familias hispanas que no han podido tener bebés, les aconsejaría que no se espanten, no tengan miedo al qué dirán, el ser padre es lo más maravilloso de este mundo”, dice Aida.

“Dios sólo sabe por qué pasan las cosas, pero hay tantísimos niños que necesitan un hogar, amor, y una familia. Piensen en la opción de la adopción. Es un acto de amor que sólo se experimenta cuando se vive en carne propia”.

Este Día de las Madres, Aida celebró junto con su nueva familia el gozo de ser madre, porque sin duda ser mamá es más que engendrar a un hijo, ya que hay niños que nacen del cuerpo, pero hay bebés que nacen del alma.

Si desea conocer más acerca de la adopción puede ingresar aquí a la Administración de Niños y Familias del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Más noticias

0 Comentarios