Un bebé elefante de Camboya camina con prótesis

Un grupo de defensores de los animales ha creado la 1era prótesis para un elefante, permitiendo que sobreviviera.

Camboya es uno de los países con más minas antipersonales del mundo y un auténtico laboratorio para la creación de prótesis.

La vida del bebe elefante Chhouk cambió hace 2 años, cuando perdió una pata en un cepo. Pero tuvo suerte porque un grupo de defensa de los animales, respaldado por el gobierno de su país, Camboya, decidió hacer algo sin precedentes: crearle una prótesis a la medida.
Try Sitheng, uno de los cuidadores de la reserve de elefantes, recuerda que sus 1eros pasos fueron difíciles.

“No podía ni correr ni caminar en pequeñas distancias. Pero desde que tiene su zapato especial Chhouk puede caminar fácilmente en largas distancias y parece muy feliz”, dice Try Sitheng, cuidador de elefantes, Wildlife Alliance and Forestry Administration.

Los expertos de una escuela de prótesis ayudaron al bebé. Utilizado los conocimientos adquiridos para ayudar a los inválidos de Camboya, lograron hacer la 1era pata artificial para un elefante.

El problema es que Chhouk seguirá creciendo y habrá que fabricar más prótesis.

“Vamos a fabricar otra prótesis porque la 1era está un poco estropeada, ya se usó durante bastante tiempo”, comenta Cathy McConnell, Directora de la Cambodian School of Prosthetics and Orthotics.

En la 1era prueba la prótesis era demasiado rígida para el pequeño bebé de una tonelada, que llegará a 3 o 4 toneladas cuando complete su crecimiento.

En el futuro el problema será poder sacarle su pata artificial.

“Por ahora es fácil agarrarlo, pero está creciendo y será más peligroso. Habrá que quitarle y ponerle su zapato todos los días, quizá durante los próximos 60 ó 70 años”, argumenta Nick Marx, Director del Wildlife Rescue Programme, Wildlife Alliance.

Difícil prever el futuro, pero por el momento, Chhouk y los creadores de su prótesis avanzan paso a paso en la dirección correcta.

Más noticias

0 Comentarios