El récord de venta de automóviles convierte a China en el primer mercado mundial

La venta de automóviles alcanzó en China los 13,64 millones de unidades en 2009, un aumento de más del 45% con respecto al año anterior que confirma al gigante asiático como el mayor mercado automotor del mundo, según cifras anunciadas este lunes.

La venta de automóviles alcanzó en China los 13,64 millones de unidades en 2009, un aumento de más del 45% con respecto al año anterior que confirma al gigante asiático como el mayor mercado automotor del mundo, según cifras anunciadas este lunes."Las ventas superaron los 13,644 millones de unidades", indicó la Asociación China de Constructores Automotores (CAAM), según la agencia oficial Nueva China.Esto representa un alza de más del 45% con respecto a las ventas de 2008, que habían totalizado 9,38 millones de unidades, según datos de la CAAM. De su lado, la producción automotor superó los 13,791 millones de unidades, según la misma fuente. El mercado automotor chino se convirtió a principios de 2009 en el más grande del mundo, superando al de EEUU, muy afectado por la crisis económica mundial.En 2009, las ventas de vehículos cayeron 21% en Estados Unidos, su peor nivel en 30 años. Si además se tienen en cuenta las ventas de 2008, la caída alcanza 36%. En Europa, en cambio, los grandes mercados automotores como el alemán, el francés y el italiano se salvaron de la debacle el año pasado por las primas al desguace, pero se preparan ahora para sufrir en 2010 una caída progresiva de las ventas a raíz del final de estos dispositivos públicos.En el caso de China, una de las razones del éxito han sido precisamente las medidas fiscales de aliento al consumo en ese sector. De todos modos, el aumento de las ventas y la producción debería desacelarse en 2010, según analistas. "Somos optimistas, pero será difícil alcanzar las tasas de crecimiento de 2009", indicó en ese sentido el experto John Zeng, de IHS Global Insight en Shanghai, pronosticando un alza del 9 ó 10% para este año.Por su parte, John Bonnell, directeur de J.D. Power Asia-Pacific Forecasting con sede en Bangkok, apuesta a un aumento de las ventas del 7%, sostenidas por la continuación de las medidas de apoyo gubernamentales.Pekín alentó con iniciativas fiscales la venta de autos de baja cilindrada, vehículos poco contaminantes y fuera de las ciudades, lo que benefició al conjunto de los constructores, incluyendo los extranjeros en dificultades en su propio país.En ese marco, constructores como General Motors, Volkswagen o Ford registraron el año pasado ventas récord en China a través de sus co-empresas, teniendo en cuenta siempre que la ley china impone a los extranjeros un socio local en ese sector.Por su parte SAIC Motor Corp, el principal constructor automotor chino, anunció la semana pasada que sus ganancias netas deberían haber aumentado más de 900% en 2009, sin brindar cifras y sobre la base de estimaciones premilinares. SAIC, socio del gigante norteamericano General Motors y el alemán Volkswagen, vendió más de 2,7 millones de vehículos el año pasado, según un comunicado bursátil del grupo.

Más noticias

0 Comentarios