Los atentados en Pakistán nutren el resentimiento contra Estados Unidos

Umar Huyat, un residente de Peshawar, perdió a su hijo de 11 años, a un hermano y a un primo en un atentado suicida que mató a 125 personas en octubre en un mercado de esa ciudad del noroeste de Pakistán, pero su cólera no apunta a Osama bin Laden, el jefe de la red Al Qaida, sino a Estados Unidos.

Umar Huyat, un residente de Peshawar, perdió a su hijo de 11 años, a un hermano y a un primo en un atentado suicida que mató a 125 personas en octubre en un mercado de esa ciudad del noroeste de Pakistán, pero su cólera no apunta a Osama bin Laden, el jefe de la red Al Qaida, sino a Estados Unidos.

Más noticias

0 Comentarios