Un atentado suicida contra una mezquita causa 11 muertos en Pakistán

Al menos once personas murieron este viernes en un atentado con coche bomba contra una mezquita durante la oración semanal en un distrito del noroeste de Pakistán donde el ejército lleva a cabo una ofensiva contra los talibanes, informó la policía.

Al menos once personas murieron este viernes en un atentado con coche bomba contra una mezquita durante la oración semanal en un distrito del noroeste de Pakistán donde el ejército lleva a cabo una ofensiva contra los talibanes, informó la policía.La explosión golpeó una mezquita situada cerca de la jefatura de la policía en la ciudad de Taimergara, en el distrito del Bajo Dir, donde una ofensiva militar intenta desde hace meses expulsar a los islamistas talibanes, que a su vez hacen todo lo posible por avanzar hacia Islamabad, la capital paquistaní.Los islamistas han multiplicado sus ataques contra las fuerzas de seguridad o los civiles, para vengarse de la ofensiva lanzada en su contra en el noroeste del país.Muhammad Idrees Jan, inspector adjunto de distrito, aseguró que "fue un atentado suicida" perpetrado por un hombre que empotró el coche bomba contra la puerta de la mezquita.La televisión local difundió imágenes de la zona envuelta en una humareda.La bomba estalló en una mezquita en el interior del cuartel general de la policía", había declarado a la AFP Mumtaz Zarin, jefe de la policía local."Hemos recibido otros tres cuerpos, lo que eleva el número de víctimas a 11. Hay 29 heridos, algunos de ellos en situación crítica", declaró por teléfono a la AFP el médico Wakeel Jhan, jefe del principal hospital del distrito principal.El ejército paquistaní lanzó en lo que va de año varias ofensivas en el noroeste del país, fronterizo con Afganistán y considerado un refugio para los rebeldes, tanto para los talibanes afganos y paquistaníes como para sus aliados de Al Qaida. Los insurgentes libran una lucha sin cuartel contra lo que consideran una alianza entre Islamabad y Estados Unidos.Así, los rebeldes multiplicaron los atentados, sobre todo suicidas, que causaron más de 2.700 muertos en el país desde el verano boreal de 2007.El distrito del Bajo Dir bordea el valle del Swat, que escapa al control del gobierno desde julio de 2007, cuando el clérigo radical Maulana Fazlulá emprendió una violenta campaña para hacer cumplir la ley coránica o sharia.El ejército paquistaní emprendió una ofensiva en abril y afirma haber matado a al menos 2.150 milicianos en este valle y en los distritos colindantes.Al día de hoy los militares aseguran haber limpiado casi todo el valle de insurgentes, pero en esta región montañosa se siguen registrando ataques esporádicos.El ejército extendió sus operaciones en el noroeste al Area Federal de Administración Tribal (FATA por sus siglas en inglés) lindante con Afganistán, una región considerada por Washington como una de las más peligrosas del mundo.La FATA se caracterizó por su gran inestabilidad durante años, pero la tensión se exacerbó en 2001 cuando una fuerza liderada por Estados Unidos derrocó al régimen de los talibanes en Afganistán.Estados Unidos y el Reino Unido presionan a Pakistán para que se esfuerce por capturar al líder de Al Qaida, Osama bin Laden, e impida que los insurgentes crucen la frontera para atentar contra las tropas extranjeras desplegadas en territorio afgano.

Más noticias

0 Comentarios