Un arsenal y una muerte se cuelan en la campaña electoral en Uruguay

El hallazgo de un arsenal el fin de semana pasado en Montevideo, tras la muerte de un hombre que se enfrentó a la policía, se coló en la campaña de la presidencial del 29 de noviembre, luego de que el ex presidente Jorge Batlle emplazó al ex guerrillero y candidato José Mujica y a sus antiguos compañeros de armas a desligarse del caso.

El hallazgo de un arsenal el fin de semana pasado en Montevideo, tras la muerte de un hombre que se enfrentó a la policía, se coló en la campaña de la presidencial del 29 de noviembre, luego de que el ex presidente Jorge Batlle emplazó al ex guerrillero y candidato José Mujica y a sus antiguos compañeros de armas a desligarse del caso."Llegó la hora del enchastre", afirmó Mujica en su audición radial, al tiempo que acusó que algunos medios de prensa y la "derecha" lanzaron "una cruzada" contra su candidatura con una campaña "despiadada" y "plagada de mentiras" con el fin de que "un hombre humilde no llegue a la Presidencia".Batlle (2000-2005) declaró este jueves ante el juez del crimen organizado Jorge Díaz, que lo citó luego de unas polémicas declaraciones suyas vinculando a ex dirigentes de la guerrilla tupamara con Saúl Feldman, de 64 años, dueño del arsenal, que murió el domingo en un tiroteo con la policía, que además dejó un agente muerto.El arsenal incluye más de 700 armas viejas y nuevas, largas y cortas, 400 granadas, decenas de miles de municiones y 200 kilos de pólvora en otra vivienda de su propiedad.En declaraciones publicadas este jueves por el semanario Búsqueda, Batlle vinculó al ex líder tupamaro Julio Marenales con el arsenal."Yo le digo que este hombre (Feldman) hace dos años que tenía conexión con Marenales", dijo Batlle, aunque luego, al ser consultado sobre el punto por Radio Sarandí, relativizó sus dichos al responder que "esa es una información que yo no tengo".Al salir del juzgado, Battle emplazó a Mujica y a Marenales "a que digan (...) que no tienen absolutamente nada que ver" con el caso del arsenal, cuyo hallazgo calificó de "hecho político enormemente grave".Asimismo, les reclamó que digan "que ellos están hoy no por los fierros (armas), sino por los votos", para "traer al país la tranquilidad necesaria".Mujica y Marenales fueron de los fundadores del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros (MLN-T), una guerrilla urbana que surgió a comienzos de los años 60 como grupo clandestino que buscaba desmontar por la vía armada al Estado "burgués" y al sistema capitalista.El MLN-T fue derrotado por las fuerzas policiales militares en 1972, antes del golpe de Estado de 1973, que instauró una dictadura hasta 1985.Mujica, en carrera hacia el balotaje que lo opone al ex presidente Luis Lacalle (1990-1995), aseveró en su audición radial que se están "resucitando viejos cadáveres de la política" con la única finalidad de frenar su camino hacia la Presidencia."Vamos a tener 20 días, cada vez más negros del punto de vista informativo y no se puede creer nada", indicó."Ahora han descubierto a un hombre de la colectividad judía (Feldman), que de presunto negociante de armas se transforma en una pieza aterradora de las tenebrosas elucubraciones de la izquierda", lamentó Mujica."No tienen el más mínimo elemento. No tienen nada que se parezca, pero no importa. Es la hora del enchastre", agregó.En tanto, el senador y ex guerrillero Ernesto Agazzi dijo a Radio Sarandí que la vinculación que hizo Batlle de Marenales con el arsenal es "infundada" y pidió que el caso se investigue con "todas las garantías del debido proceso".Asimismo, estimó que Batlle está motivado por "conveniencia política", en el marco de la campaña electoral, y calificó los dichos del ex presidente como parte de "algo organizado".

Más noticias

0 Comentarios