De 6 años, la víctima más joven de tiroteo en Denver

Verónica Moser, de 6 años, fue la víctima más joven de la masacre en el cine de Denver ocurrida la madrugada del viernes.

Verónica Moser, una niña de seis años, se convirtió en la víctima más joven del tiroteo que se registró en un cine ubicado en las cercanías de Denver (Colorado, EE.UU.), y que dejó al menos 12 muertos, informó hoy el canal televisivo NBC.

Moser estaba en el cine de Aurora en las cercanías de Denver la madrugada del jueves al viernes con su madre, Ashley, de 25 años, que tiene heridas de bala en cuello y abdomen y permanece paralizada y en estado grave, según el canal.

Un familiar confirmó que la menor falleció junto a otras 11 personas durante la proyección de la última película de Batman, "The Dark Knight Rises", cuando pocos minutos después de iniciado el filme un hombre de 24 años disparó contra los espectadores indiscriminadamente.

Annie Dalton, tía abuela de la pequeña Verónica, dijo a NBC que se siente como "en una pesadilla. Todo es surrealista".

Según las autoridades, 58 personas fueron heridas en la masacre, incluidas siete que continúan en estado grave.

Otros nombres de fallecidos confirmados por medios locales estadounidenses, que quieren ser cautos hasta que los familiares permitan la publicación son los de Jessica Ghawi, de 23 años; Alex Sullivan de 27; Micayla Medek, de 23; Matt McQuinn, de 27; John Thomas Larimer, de 27 años; Jesse Childress y AJ Bolk, estudiante de instituto.

Según Bob Snyder, del Centro Médico de Aurora, los siete heridos graves tienen edades entre los 16 y 31 años, aunque por el momento no temen por la vida de nadie.

"Va a haber graves problemas a largo plazo para mucha gente que tendrá que lidiar con lo ocurrido", indicó Snyder, que recordó que se han habilitado equipos de psicólogos para atender a las víctimas y sus familiares.

Snyder relató en rueda de prensa que están atendiendo a personas con heridas en cabeza, pecho o extremidades.

El supuesto autor de los disparos, James Holmes, de 24 años, accedió poco después de la medianoche a la sala en la que se proyectaba la última película de Batman, "The Dark Knight Rises", pertrechado con protecciones antibala de pies a cabeza y con una máscara de gas.

Tras lanzar un par de bombas de gas lacrimógeno y disparar al techo, Holmes, que cargaba un rifle de asalto, una escopeta y dos revólveres, la emprendió a tiros contra los asistentes a la proyección, antes de salir al exterior, donde fue detenido.

Más noticias

0 Comentarios