Tras un "annus horribilis", el sector aéreo seguirá en retroceso en 2010

Tras vivir un "annus horribilis" en 2009, las compañías aéreas seguirían siendo deficitarias en 2010, hundidas por un petróleo caro e ingresos estancados, a pesar de que el tráfico aumentará, estimó el martes la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA).

Tras vivir un "annus horribilis" en 2009, las compañías aéreas seguirían siendo deficitarias en 2010, hundidas por un petróleo caro e ingresos estancados, a pesar de que el tráfico aumentará, estimó el martes la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA)."Para la aviación 2009 fue un 'annus horribilis'. El año próximo el sector aéreo será otra vez deficitario en 5.600 millones de dólares, menos que los 11.000 millones de pérdidas esperadas este año", indicó el director general de IATA, Giovanni Bisignani, en una conferencia de prensa en Ginebra."Lo peor quedó detrás nuestro", afirmó, al estimar que la facturación de las compañías aéreas en 2010 aumentaría 4,9% comparado con 2009, hasta 478.000 millones de dólares.Esta cifra está de todos modos claramente debajo de los 535.000 millones de dólares de 2008, agregó IATA, que representa a unas 230 aerolíneas, es decir el 93% del tráfico aéreo internacional."Para 2010, algunas estadísticas claves van en la buena dirección. La demanda va a continuar mejorando probablemente y las compañías aéreas deberían reducir sus costos unitarios --sin contar el carburante-- en 1,3%", explicó Bisignani.Con la crisis económica, el tráfico aéreo cayó 4,1% para los pasajeros y 13% para las mercancías en 2009. Con la reactivación, el tráfico debería aumentar 4,5% para las personas y el 7% para el flete en 2010."Pero el precio del keroseno y los ingresos unitarios, es decir el dinero recolectado por pasajero o mercancía transportado, siguen siendo un desastre", agregó Bisignani.Para 2010, la IATA apuesta a un precio del barril a 75 dólares, en alza con respecto a 2009, para el que puso una media de 61,8 USD.La caída de los ingresos se debe a un exceso de aviones en el mercado con respecto a la demanda y la reducción de los presupuestos de viajes de negocios, que constituyen los pasajes más lucrativos. Durante la recesión, muchos empresarios comenzaron a viajar en clase económica.Para enfrentar las dificultades del sector, Bisignani volvió a instar a las fusiones, como la reciente anunciada entre la española Iberia y la británica British Airways.Queda por ver el costo social de la crisis ya que, como en otras actividades, este año se suprimieron muchos empleos en el sector aéreo.En ese marco, cientos de miles de pasajeros de British Airways se enfrentan a unas vacaciones de fin de año de pesadilla, luego de que el personal de cabina de la compañía británica votase a favor de una huelga en esas fechas para protestar contra los despidos y las condiciones de trabajo.En caso de confirmarse, se trataría de la primera huelga de personal de cabina de BA desde 1997, indicaron medios británicos.

Más noticias

0 Comentarios