25º aniversario de la catástrofe que mató a 25.000 personas en Bhopal

Activistas indios se manifestaron este jueves en el 25º aniversario del escape de gas que mató a 25.000 personas en la ciudad de Bhopal, con la exigencia de que se juzgue por fin a los responsables.

Activistas indios se manifestaron este jueves en el 25º aniversario del escape de gas que mató a 25.000 personas en la ciudad de Bhopal, con la exigencia de que se juzgue por fin a los responsables.Manifestantes y supervivientes terminaron una semana de actos en recuerdo de las víctimas con una marcha hasta la fábrica de pesticidas Union Carbide en Bhopal, donde el 3 de diciembre de 1984 una nube de isocianato metílico mató a unas 10.000 personas en tres días.Según estudios publicados a principios de este semana, las míseras barriadas en torno a la fábrica siguen sufriendo los efectos de los productos químicos letales que contaminaron las napas freáticas (aguas subterráneas) y el suelo, causando malformaciones de nacimiento y numerosas enfermedades crónicas."Con estas protestas, los supervivientes de la tragedia descargan su ira contra el gobierno estatal por su inacción en la eliminación de los residuos tóxicos", explicó Satinath Sarangi, de la ONG Bhopal Group of Information and Action (Grupo de información y Acción de Bhopal).Una investigación del Consejo Indio de Investigaciones Médicas (ICMR, por sus siglas en inglés) demostró que 25.000 personas han muerto como consecuencia del escape tóxico desde 1984. Posteriormente, estadísticas gubernamentales mostraron que 100.000 personas sufrieron enfermedades crónicas, de las cuales más de 30.000 vivían en áreas con aguas contaminadas en torno a la fábrica.Cientos de personas de luto mantuvieron una ceremonia nocturna a la luz de velas y antorchas para marcar el momento, poco después de la medianoche, en el que el gas tóxico se escapó de uno de los tanques de la fábrica.El gobierno del Estado indio de Madhya Pradesh, del que Bhopal es la capital, se hizo cargo de las instalaciones en 1998 pero sólo ha limpiado parcialmente los cientos de toneladas de materiales tóxicos esparcidos en sus instalaciones. Miles de toneladas más yacen a pocos metros de la fábrica, en "estanques artificiales de evaporación solar" en los que Union Carbide vertió sus residuos durante años antes del accidente. El gobierno estatal afirma que este material no es dañino y para demostrarlo el mes pasado planeó abrir las instalaciones a los visitantes, una decisión que después anuló.En un comunicado publicado con motivo del 25º aniversario de la catástrofe, la empresa Dow Chemical (que compró Union Carbide en 1999) afirmó que un arreglo financiero de 470 millones de dólares (unos 311,5 millones de euros) firmado en 1989 con el gobierno indio "resolvió todas las demandas existente y futuras" contra la compañía. La mayor parte del dinero fue utilizada para pagar compensaciones de 1.000 a 2.000 dólares (de 663 a 1.236 euros) a las víctimas que quedaron incapacitadas para trabajar o con enfermedades de larga duración, pero muchas de ellas no recibieron absolutamente nada."La gente vino y nos dijo que podíamos solicitar compensaciones", explicó a la AFP Laxmi Narayan, cuya esposa sufre fuertes dolores oculares aparentemente causados por el accidente. "Tomaron nota de nuestros nombres, pero nunca vimos ni un centavo".Manifestantes de todas las edades se reunieron para "hacer presión acerca de nuestras ya viejas reivindicaciones de compensación, instalaciones médicas y sanitarias y rehabilitación de las víctimas", afirmó Javed Naqi, coordinador de la Campaña Internacional de Justicia para Bhopal.Varios juicios penales contra ex ejecutivos de Union Carbide siguen pendientes en los tribunales de India y Estados Unidos que los considera responsable de la catástrofe.Por su parte, la ONG Amnistía Internacional pidió a Dow Chemicals que "coopere plenamente en los procesos legales en curso para garantizar que se piden cuentas a los responsables".

Más noticias

0 Comentarios