Los aliados de EEUU prometen enviar al menos 7.000 soldados más a Afganistán

Los aliados de EEUU en Afganistán prometieron este viernes en la sede de la OTAN en Bruselas enviar al menos 7.000 soldados más en 2010, en respuesta a la petición de Washington de reforzar la presencia militar para vencer de una vez por todas a los talibanes.

Los aliados de EEUU en Afganistán prometieron este viernes en la sede de la OTAN en Bruselas enviar al menos 7.000 soldados más en 2010, en respuesta a la petición de Washington de reforzar la presencia militar para vencer de una vez por todas a los talibanes."Al menos 25 países" de los 43 que integran la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) en Afganistán, dirigida por la OTAN, indicaron que "enviarán más tropas en 2010", declaró el secretario general de la Alianza Atlántica, Anders Fogh Rasmussen.En total, los miembros de la ISAF propusieron el envío de 7.000 soldados, que se sumarán a los 33.000 ya anunciados por Washington, y "habrá más", aseguró el secretario general, congratulándose de que los países que participan en la mayor operación de la historia de la OTAN "sigan unidos".Rasmussen hizo estas declaraciones tras una reunión de los 28 jefes de la diplomacia de la OTAN, reunidos desde el jueves en Bruselas, con el resto de países que integran la ISAF. Esta es la primera respuesta conjunta de los aliados a la petición de Estados Unidos de que secunden su esfuerzo de desplegar 33.000 soldados adicionales para adoptar una nueva estrategia, que pretende aportar seguridad a los civiles afganos y acabar con la insurgencia.Afganistán "es nuestro combate" y "debemos terminarlo juntos", subrayó ante sus homólogos la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton. "La necesidad de tropas suplementarias es urgente, pero su presencia no será indefinida", garantizó Clinton. Washington había solicitado un apoyo de sus aliados de entre 5.000 y 7.000 soldados.Aunque Rasmussen se negó a precisar qué países habían prometido reforzar sus contingentes, algunos ya lo habían hecho a título individual en los últimos días.Por ahora, Gran Bretaña confirmó una contribución de 1.200 soldados suplementarios, Italia garantizó un millar y Eslovaquia 250, mientras que Polonia estudia enviar 600. Al margen de la OTAN, Georgia desplegará un millar de militares y Corea del Sur, otros 500.Si se cumplen las previsiones, las fuerzas internacionales y el ejército afgano totalizarán casi 300.000 efectivos para mediados del año próximo, diez veces más del número estimado de insurgentes que operan en el país.No obstante algunos aliados se muestran reticentes a prometer, al menos de inmediato, una ampliación de sus tropas, como Alemania - que dispone del tercer mayor contingente tras Estados Unidos y Gran Bretaña-, Francia y España.El gobierno español "apoya la estrategia" de Estados Unidos pero por ahora no ha tomado ninguna decisión sobre si refuerza su contingente de un millar de hombres, declaró el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos. "Una vez hayamos escuchado (a Clinton) y tomado nota", España "estudiará de manera adecuada cuál es su respuesta", precisó.Fuentes militares de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y la prensa española informan desde hace varios días que Madrid estaría dispuesto a enviar otros 200 soldados a Afganistán. Por otro lado, Clinton buscó aclarar ante sus homólogos la decisión del presidente estadounidense, Barack Obama, de iniciar la retirada de las tropas a partir de julio de 2011, cuestionada en Estados Unidos y que suscitó perplejidad tanto en Europa como en Afganistán.La jefa de la diplomacia indicó que con este anuncio Washington busca transmitir el mensaje a los afganos de que su presencia "no será permanente", por lo que deben empezar a asumir sus responsabilidades, especialmente, en materia de seguridad. Ahora bien, Clinton precisó que "el ritmo y la amplitud" de la reducción de tropas serán determinados por la situación en el terreno.

Más noticias

0 Comentarios