El alcohol con moderación es benéfico para quienes padecen del corazón

El consumo moderado de alcohol, 2 vasos diarios máximo de vino de mesa o su equivalente en cerveza u otras bebidas fermentadas, reducían el riesgo mortal de males cardiovasculares.

El alcohol con moderación es benéfico para quienes padecen del corazón El alcohol con moderación es benéfico para quienes padecen del corazón

El alcohol con moderación es benéfico para quienes padecen del corazón

Estudio de la Universidad Católica de Campobasso, Italia, muestra que el consumo regular y con moderación de alcohol es benéfico para quienes han padecido infartos u otros males cardiovasculares.

Y aunque se reconocieran los beneficios del alcohol en la prevención de males cardíacos entre gente sana, no se podía con certeza recomendar su ingestión a pacientes con historial de infartos.

Una respuesta en sentido afirmativo se desprende de un estudio de los laboratorios de investigación de la Universidad Católica de Campobasso, Italia: el consumo moderado, algo así como 2 vasos diarios máximo de vino de mesa o su equivalente en cerveza u otras bebidas fermentadas, reducían el riesgo mortal de males cardiovasculares.

Esta investigación, aparecida en el Journal of The American College of Cardiology (JACC), se efectuó  mediante el procedimiento estadístico meta análisis, que permite entrecruzar diferentes estudios internacionales para lograr mayor precisión.

Los investigadores analizaron los estudios más relevantes de los últimos años. Que fueron 8, en 4 naciones: EEUU, Reino Unido, Suecia y Japón. Cada estudio tomó en cuenta a pacientes que ya presentaban padecimientos cardiovasculares. 

“Observamos, dijo Simona Costanzo, epidemióloga y autora del estudio, que el consumo regular y con moderación de alcohol favorece incluso a quienes ya han sufrido algún ataque cardíaco, o infarto. No sólo no volverán a resentir dichos problemas, sino que cualquier otra causa de muerte se reducirá con respecto a quienes no consumen en absoluto alcohol”.

Este efecto es similar entre gente que es saludable. “La reducción de riesgo es del 20%, afirma Costanzo. Esto significa que uno de cada 5 ataques puede prevenirse, comparable con lo detectado entre gente sana”.

“Conocidos ya por nuestros investigadores, dice Augusto Castelnuovo, Director de Estadística de los Laboratorios de la Universidad Católica de Campobasso y coautor del estudio, los efectos de la ingesta moderada de alcohol entre personas saludables están bien consolidados. Ya tenemos razones para creer que las bebidas alcohólicas funcionan igualmente entre enfermos de males cardiovasculares”.

Más noticias

0 Comentarios