La alarmante realidad del SIDA en Washington

En la capital estadounidense los índices de infección de VIH son alarmantes: se estima que 1 de cada 30 habitantes tiene SIDA.

Una realidad que afecta principalmente a los afroamericanos y cada vez más a las mujeres.Esta estadounidense de 48 años, Charlene, se siente una sobreviviente. Niñez dolorosa, embarazo adolescente y a los 15 años comenzó con las drogas duras.

“Probé drogas y fui intensificando de cocaína, a crack, a heroína. Simplemente me perdí”, dice Charlene Cotton, 0+, ex drogadicta y trabajadora en un grupo de lucha contra el SIDA.  30 años de consumo durante los cuales utilizó agujas usadas. Así es como cree que se contagió el VIH. En 2003 supo que era 0+ y decidió dejar de las drogas.

Contaminadas por jeringas o por relaciones sexuales, en Estados Unidos la enfermedad avanzó mucho entre las mujeres, sobre todo las afroamericanas. Entre las nuevas infectadas, 2 de cada 3 son negras.

“Cuando una mujer pide que usen condón, el hombre lo toma como algo personal, se siente insultado, como si amenazaran su ego”, añade Charlene Cotton.

A diario la asociación de Charlene recorre los barrios de riesgo. Distribuyen preservativos y ofrecen asesoramiento y exámenes gratuitos. Buscan combatir una epidemia que aquí alcanzó proporciones comparables a algunos países africanos. En Washington el 3% de la población está afectada.

“Washington tiene índices tan altos de VIH que creo que habría que examinar a todos aquí el barrio”.

Controlarse para contener el virus. Parecen haber entendido el mensaje. Un estudio reciente muestra que las mujeres negras que se hacen los exámenes triplican a las mujeres blancas.

Más noticias

0 Comentarios