El acuerdo fracasa por culpa de Micheletti, según un allegado a Zelaya

Jorge Arturio Reina, miembro de la Comisión de Verificación en representación del despuesto presidente Manuel Zelaya, aseguró en la madrugada de este viernes que "fracasó el acuerdo" que buscaba una solución pacífica de la crisis de Honduras, "por culpa" del gobierno de facto de Roberto Micheletti.

Jorge Arturio Reina, miembro de la Comisión de Verificación en representación del despuesto presidente Manuel Zelaya, aseguró en la madrugada de este viernes que "fracasó el acuerdo" que buscaba una solución pacífica de la crisis de Honduras, "por culpa" del gobierno de facto de Roberto Micheletti."Fracasó el acuerdo por culpa de Micheletti (...) vencido el plazo y (por) no convocar al Congreso Nacional" para la restitución de Zelaya, expresó Reina en el hotel donde se reunían los demás miembros de la Comisión de Verificación.La gota que colmó el vaso de los zelayistas fue que Micheletti anunció hacia las 23H50 (05H50 GMT) la integración de un gabinete de "unidad y reconciliación" sin miembros del mandatario depuesto. Zelaya se negó a presentar candidatos para ocupar carteras ministeriales, como se lo pidió Micheletti, si antes no era reintegrado en el cargo "revirtiendo el golpe de Estado", para lo cual estableció un plazo que culminaba a las 06H00 GMT de este viernes. Pero Micheletti respondió con el nombramiento unilateralmente del gabinete, aunque dejó abierta la puerta para que Zelaya hiciera propuestas posteriormente.Desde la embajada donde se refugia Zelaya, llegó Reina al hotel donde estaban los demás miembros de la Comisión de Verificación: Arturo Corrales, por Micheletti, y los representantes de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Octavio Borbón y Enrique Correa."Prácticamente hemos decidido no continuar con este teatro del señor Micheletti", sentenció Zelaya, minutos después de la comparecencia de Reina, a través de radio Globo.El Acuerdo Tegucigalpa/San José Diálogo de Guaymuras contempla la formación de un gobierno de unión y reconciliación nacional a más tardar el jueves y deja en manos del Congreso Nacional la restitución de Zelaya en la presidencia, de donde fue expulsado el 28 de junio por un golpe de Estado. Según el acuerdo, el Congreso debe decidir sobre la restitución de Zelaya, pero no tiene plazo para hacerlo."La comunidad internacional tendrá que ver cuáles son las medidas" que siguen tras el fracaso del acuerdo, expresó Zelaya. Finalmente, afirmó que "el que apruebe la violencia estará cometiendo un grave error", en alusión a una serie de atentados con bombas que se registraron en la radio HRN, la comunidad de La Virtud, en el oeste del país, y hacia la medianoche del jueves en el edificio de una compañía de seguros en el noreste de Tegucigalpa.

Más noticias

0 Comentarios