La actriz Mia Farrow se convierte en la voz de los niños de Gaza

La actriz de cine norteamericana Mia Farrow jamás podrá olvidar el rostro y la voz de la niña que le contó la destrucción de su hogar y la muerte de sus seres queridos en la guerra de Gaza.

La actriz de cine norteamericana Mia Farrow jamás podrá olvidar el rostro y la voz de la niña que le contó la destrucción de su hogar y la muerte de sus seres queridos en la guerra de Gaza."Su rostro reflejaba el miedo y hablaba con una voz muy débil (...) de la injusticia", declaró la actriz de 64 años en una entrevista otorgada a la AFP, antes de regresar el domingo a Estados Unidos luego de una visita de una semana a Israel y los territorios palestinos como embajadora de buena voluntad para el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).Farrow indicó que nunca podrá olvidar la cara de esta criatura de 12 años que le contó sobre "la destrucción de su casa y la gente que perdió la vida".La actriz también se refirió a su visita a un hospital de Gaza donde "los médicos tenían que tomar la desgarradora decisión de dejar que se fueran niños de sólo un kilo porque no había suficientes incubadoras que funcionasen correctamente y ellos no podían conseguir repuestos".Gaza se encuentra aislada por un implacable bloqueo impuesto por Israel desde que el Hamas (acrónimo en árabe del Movimiento de Resistencia Islámica) se apoderó del poder en este paupérrimo y superpoblado territorio palestino, en junio de 2007.En diciembre de 2008, Israel lanzó una devastadora ofensiva militar en respuesta a los disparos de cohetes contra su territorio desde Gaza. Unos 1.400 palestinos, cientos de los cuales no eran combatientes, y 13 israelíes, perdieron la vida durante la ofensiva, que duró 22 días."Si queda una impresión abrumadora es cuán profundamente los dirigentes políticos, tanto en Israel como en los territorios palestinos, han arruinado todo en la región, y a qué costo para los más vulnerables, los niños, los ancianos, los inocentes", dijo Farrow.La embajadora de la UNICEF también visitó la ciudad israelí de Sderot (unos 20.000 habitantes), que ha sufrido el grueso de los disparos de cohetes desde Gaza, a sólo unos pocos kilómetros de distancia.Dijo que le hablaron de los niños de Sderot que no pueden dormir de noche o despiertan aterrorizados."El miedo es el miedo, y nadie quiere que los niños vivan con miedo. Pero hay una enorme diferencia entre Sderot y lo que ocurrió con el pueblo de Gaza", precisó."Yo diría que la respuesta fue muy excesiva, contra todas las leyes internacionales y la decencia", afirmó Farrow, que llevaba una camiseta de la UNICEF.Ella recordó que Sderot tiene refugios contra los bombardeos y sirenas que advierten del peligro, y que en esa ciudad hubo una cantidad muy inferior de víctimas.En cambio, en Gaza, "la gente no tenía a dónde ir. Los ataques eran aéreos, terrestres y marítimos. Esto es inconcebible, usted tiene una población de 1,5 milliones de personas que vive dominada por el terror", insistió.Si bien la mortífera ofensiva israelí devastó la franja de Gaza, en comparación, los cohetes artesanales disparados por los militantes palestinos causaron pocos daños.En Sderot, los habitantes mostraron a Farrow algunos de los cohetes palestinos que cayeron en la ciudad. "Yo miré dentro de los cohetes, era barro, tan sólo barro", explicó.Sin embargo, la actriz pidió a los palestinos que dejen de atacar a Israel."Cada cohete disparado deteriora su propia situación. No lo hagan, ustedes están perdiendo la batalla moral", afirmó.Mia Farrow, que comenzó su carrera como modelo, ha trabajado en más de 40 filmes, incluyendo 13 en los cuales apareció junto al director de cine y actor Woody Allen, con el cual tuvo una relación que duró 12 años.Farrow, que defiende los derechos de los niños y tiene 14 hijos --10 de los cuales adoptados-- ha visitado varias zonas de conflicto, incluyendo a la región sudanesa del Darfur.

Más noticias

0 Comentarios