El acercamiento de la UE a Cuba "no será una prioridad", dijo Zapatero

El presidente del gobierno, José Luis Rodriguez Zapatero dijo que el pretendido acercamiento deseado por España entre la Unión Europea (UE) y Cuba, "no será una prioridad" de su presidencia por turnos de la UE, en un encuentro con periodistas.

El presidente del gobierno, José Luis Rodriguez Zapatero dijo que el pretendido acercamiento deseado por España entre la Unión Europea (UE) y Cuba, "no será una prioridad" de su presidencia por turnos de la UE, en un encuentro con periodistas."La política de la UE hacia Cuba no será una prioridad de nuestra presidencia", afirmó Rodríguez Zapatero, el jueves por la noche, en un momento en que la política de acercamiento propuesta por España despierta fuertes reticencias en varios de los países miembros del norte de Europa y del antiguo bloque comunista.Sin embargo, Rodríguez Zapatero insistió en la voluntad de su gobierno de hacer evolucionar las relaciones entre la UE y la isla comunista.La UE debe "comportarse de manera exigente con el Gobierno de Cuba", dijo Rodríguez Zapatero, pero el "tema de Cuba no creará ninguna controversia en el seno de la UE en los próximos seis meses", afirmó.España desea el abandono de la "posición común" europea, que vincula desde 1996 el diálogo político con La Habana al respeto de los derechos y las libertades en la isla, y aboga por la conclusión de un "acuerdo bilateral de coopoeración" entre la UE y Cuba.Esta voluntad de un acercamiento es criticada por algunos socios europeos y por los disidentes cubanos que consideran que la situación de los derechos humanos no mejoró en Cuba desde la llegada al frente del país de Raúl Castro, después de que se retirara su hermano Fidel.Algunos medios españoles otorgan desde hace un tiempo a Rodríguez Zapatero la voluntad de frenar las ansias de su ministro de Asuntos exteriores, Miguel Angel Moratinos sobre el tema, para no chocar frontalmente con los países miembros más reticentes a un acercamiento.Moratinos, para quien la posicion común es un "error", minimizó el martes la pretensión española sobre esta cuestión, considerándola solamente como "un capítulo más" de la agenda diplomática de la presidencia española."Si un acuerdo es posible, muy bien. Si no hay consenso europeo, España seguirá trabajando en el marco bilateral" con Cuba, declaró a un grupo de corresponsales europeos en Madrid.

Más noticias

0 Comentarios