Zelaya acusa a EEUU de tratar de "blanquear" el golpe de Estado en Honduras

Estados Unidos planea una maniobra con el gobierno de facto de Roberto Micheletti para "blanquear" el golpe de Estado, denunció el derrocado presidente hondureño, Manuel Zelaya, en entrevista con la AFP, en la que aseguró que él no ha renunciado a volver al poder de su país.

Estados Unidos planea una maniobra con el gobierno de facto de Roberto Micheletti para "blanquear" el golpe de Estado, denunció el derrocado presidente hondureño, Manuel Zelaya, en entrevista con la AFP, en la que aseguró que él no ha renunciado a volver al poder de su país.Según Zelaya, la maniobra consiste en formar un gabinete de transición hasta que asuma el gobierno elegido en los comicios del 29 de noviembre, que estaría liderado por un ministro de gobernación, designado por el presidente derrocado, con el beneplácito del régimen de facto.Para ello el plan contempla que Micheletti "renuncie" a la presidencia "el viernes en el Congreso" y que Zelaya renuncie a sus aspiración de retornar al poder del que fue depuesto en el golpe de estado el 28 de junio."Si yo acepto integrar ese gabinete de transición, él renuncia y legitimo el golpe de Estado. Es una maniobra en la que yo no voy a caer", advirtió Zelaya, refugiado en la embajada de Brasil desde el 21 de septiembre, tras regresar clandestinamente al país.Estados Unidos "ha estado incitándome a que permita a Micheletti armar un gabinete de transición (y) que después me darán el retorno pero yo a los golpistas no les creo ni cuando rezan, lo que quieren es blanquear el golpe", afirmó Zelaya.En varias ocasiones, Micheletti ha propuesto retirarse de la presidencia a condición de que Zelaya haga lo mismo para solucionar la crisis política que está a punto de cumplir cinco meses y ha fracturado al país.En este caso la fórmula que propone ahora Estados Unidos, según Zelaya, es que el ministro de Gobernación del nuevo gabinete sea elegido por él y gobierne en su nombre.Pero el gobierno de facto, explicó, tendría "derecho al veto", por lo que si "no aceptaban al (ministro de Gobernación) que yo proponía, me daban derecho a proponer otro, pero yo no voy a caer en esa trampa", espetó.Zelaya aseguró además que el no ha renunciado a la presidencia. "Al contrario, estoy pidiendo la renuncia de Micheletti", derogando el decreto que lo nombró el 28 de junio.El mandatario depuesto envió el sábado una carta al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en la que aseguró: "a partir de esta fecha cualquiera que fuera el caso, yo no Acepto ningún acuerdo de retorno a la presidencia para encubrir el golpe de Estado".Según el Acuerdo Tegucigalpa/San José, firmado el 30 de octubre bajo presión estadounidense, y declarado por Zelaya "letra muerta", los 128 diputados del Congreso deben decicidir su eventual restitución en la presidencia, aunque no hay fecha para ello.El acuerdo también prevé la formación de un gobierno de "unidad y reconciliación nacional", cuya constitución quedó abortada el 5 de noviembre, ya que no había ningún miembro del equipo de Zelaya, quien se negó a dar nombres si antes no era restituido.Según Zelaya, la intención de Estados Unidos "es que las elecciones se puedan desarrollar sin la presión militar" y lamentó que las autoridades de ese país hayan "entrado en una contradicción muy grande"."Le pido a Estados Unidos que no avale ese tipo de maniobras (...) la restitución del estado de derecho es el único camino para el reconocimiento del proceso electoral", sostuvo.También fustigó a la administración de Barack Obama porque, según él, por alejarse de la "posición de los presidentes de América Latina al decir que apoya las elecciones con o sin restitución.Por ello, Zelaya reiteró a Obama a que "aclare su posición" porque el período para el que fue elegido como presidente de Honduras "termina el 27 de enero del 2010", dijo.El subsecretario de Estado adjunto para América Latina, Craig Kelly, volvió a viajar este martes a Honduras para reanudar contactos con las partes en conflicto y tratar de hallar una salida a la crisis política, informó en Washington un portavoz oficial a la AFP.El viaje de Kelly, el segundo en menos de una semana al país centroamericano, "forma parte del esfuerzo continuo (de Estados Unidos) para facilitar las discusiones y animar a los principales líderes a respetar el acuerdo de Tegucigalpa/San José" para salir de la crisis, explicó vía telefónica a la AFP Charles Luoma-Overstreet, portavoz para asuntos latinoamericanos.

Más noticias

0 Comentarios