Yemen refuerza seguridad en embajadas y aeropuerto

Embajadas extranjeras bajo fuertes medidas de seguridad debido al temor de atentados de una rama de Al Qaeda

El aeropuerto de la capital de Yemen, Saná, y las embajadas extranjeras en el país fueron puestos este lunes bajo fuertes medidas de seguridad debido al temor de atentados de una rama de Al Qaeda vinculada al ataque frustrado contra un avión de pasajeros en Estados Unidos.

Estas medidas fueron tomadas en momentos en que las autoridades estadounidenses anunciaban la intensificación de los controles de seguridad en sus aeropuertos para los pasajeros procedentes de 14 países "vinculados al terrorismo", entre ellos Yemen.

Las embajadas de Estados Unidos y Gran Bretaña permanecieron cerradas este lunes por segundo día consecutivo tras haber cerrado sus puertas el domingo "debido a la existencia de amenazas de Al Qaeda en la Península Arábica (AQAP)". Responsables yemeníes que pidieron el anonimato declararon a la AFP que la seguridad había sido reforzada en torno a las legaciones de ambos países y a otras misiones diplomáticas en la capital.

Francia anunció este lunes el cierre de su embajada en Saná hasta nueva orden y Japón, la suspensión de los servicios consulares en su misión en Yemen.

Un responsable de la seguridad yemení informó asimismo a la AFP de que "se intensificaron" las medidas policiales en la carretera que conduce al aeropuerto "a raíz del cierre de la embajada estadounidense". "Son medidas preventivas en caso de cualquier atentado de Al Qaeda en el país, principalmente porque la carretera del aeropuerto de Saná es vital", declaró.

El presidente estadounidense, Barack Obama, acusó a AQAP, con base en Yemen, de haber armado y entrenado al joven nigeriano Umar Faruk Abdulmutallab, acusado de intento de atentado contra un avión de la aerolínea norteamericana Northwest Airlines con destino a Detroit el día de Navidad. AQAP reivindicó el atentado frustrado y llamó a atacar las embajadas en Yemen.

La embajada de Estados Unidos en la capital yemení ya fue blanco en septiembre de 2008 de un atentado con coche bomba que mató a 19 personas fuera del recinto diplomático.

Apoyadas por Estados Unidos y Gran Bretaña, las fuerzas de seguridad yemeníes pasaron a la ofensiva en diciembre contra los presuntos miembros de Al Qaeda. Este lunes, unidades que perseguían a un presunto miembro de Al Qaeda, Nazih al Hang, chocaron con su grupo en la región de Arhab, a 40 km al norte de Saná. Dos de los guardaespaldas de Nazih al Hang murieron y tres fueron heridos después de que el sospechoso lograra huir, según una fuente tribal que pidió mantener el anonimato.

Washington y Londres acordaron recientemente fundar la Unidad de Contraterrorismo en Yemen, una fuerza especial con entrenamiento y asistencia estadounidense. El consejero antiterrorista de Obama, John Brennan, calificó la decisión de "esfuerzo determinante y concertado", pero subrayó que Washington no abrirá un nuevo frente bélico en Yemen, tras los de Afganistán e Irak, enviando a sus tropas a luchar contra los insurgentes islamistas.

La Administración de Seguridad de los Transportes (TSA) norteamericana anunció el domingo que "toda persona que viaje a Estados Unidos de cualquier lugar del mundo con origen o tránsito por naciones que respaldan el terrorismo u otros países de interés serán sometidos a controles adicionales". Entre estos países figuran Yemen, Cuba, Irán, Sudán, Siria, Afganistán, Libia, Nigeria, Pakistán y Somalia.

En otro conflicto, en la frontera entre Yemen y Arabia Saudí, rebeldes chiitas yemeníes afirmaron que 16 civiles murieron y 19 resultaron heridos en bombardeos aéreos saudíes efectuados el domingo y este lunes. Arabia Saudí lanzó hace dos meses una ofensiva militar contra los rebeldes zaiditas yemeníes tras la muerte el 3 de noviembre de uno de sus guardias fronterizos a manos de insurgentes infiltrados en territorio saudí.

Más noticias

0 Comentarios