Yemen advierte que una intervención terrestre de EEUU reforzaría a Al Qaeda

Yemen estimó este jueves que una intervención militar estadounidense en su territorio "podría reforzar" a Al Qaeda, pero pidió ayuda logística a Occidente, incluido Estados Unidos, para luchar contra la red, que reivindicó el atentado frustrado de Navidad.

Yemen estimó este jueves que una intervención militar estadounidense en su territorio "podría reforzar" a Al Qaeda, pero pidió ayuda logística a Occidente, incluido Estados Unidos, para luchar contra la red, que reivindicó el atentado frustrado de Navidad."Una intervención directa de Estados Unidos podría reforzar la red de Al Qaeda y no debilitarla", declaró a la prensa el viceprimer ministro de Defensa y la Seguridad, Rached Al Alimi.No obstante, llamó a los países occidentales, incluyendo a Estados Unidos, a entregarle ayuda material y en entrenamiento en su guerra contra Al Qaeda, bien implantado al este de Yemen.La prensa estadounidense dio cuenta de una participación estadounidense en las incursiones lanzadas por las fuerzas yemeníes contra posiciones de Al Qaeda los 17 y 24 de diciembre y que significaron la muerte de más de 60 islamistas en el centro y el este de Yemen."Nuestra posición política es clara: vamos a combatir y perseguir la red de Al Qaeda con nuestros propios medios", insistió Alimi.Pero agregó en seguida, "dado que Al Qaeda es una organización mundial que amenaza la estabilidad internacional, se necesita una cooperación con todos los países del mundo, y en primer término con Estados Unidos"."Lo que pedimos a Estados Unidos es una asistencia en materia de formación y armas para las unidades de lucha contra el terrorismo", dijo, dando cuenta de un "canje de informaciones" con Estados Unidos "así como con Arabia Saudí", país vecino de Yemen.De su lado, en una declaración a la prensa, el ministro de Relaciones Exteriores, Abú Bakr Al Kurbi, afirmó que su país rechazaba la participación de fuerzas extranjeras en la lucha contra Al Qaeda.Gran Bretaña y Estados Unidos anunciaron que iban a reforzar su acción contra el terrorismo en Yemen y en Somalia tras el fallido atentado suicida del 25 de diciembre contra un avión estadounidense.El domingo, el consejero sobre antiterrorismo del presidente estadounidense, Barack Obama, John Brennan, anunció que Washington no tiene la intención de abrir en Yemen un "segundo frente" en la guerra contra el terrorismo, ni desplegar tropas "por el momento", asegurando sin embargo que Estados Unidos iba a "aniquilar" a Al Qaeda.Por otra parte, Alimi indicó que durante su estancia en Yemen, el autor del atentado fallido, el nigeriano Umar Faruk Abdulmutallab, se había reunido con el imán radical Anwar Al Aulaqi, del cual las autoridades han perdido el rastro después de las incursiones de diciembre contra las posiciones de Al Qaeda.Según dijo, el nigeriano también se reunió con uno de los jefes de Al Qaeda, muerto en la incursión aérea del 24 diciembre.El nigeriano permaneció en Yemen desde agosto hasta diciembre y partió de allí poco antes del fallido atentado contra el vuelo Amsterdam-Detroit.El domingo, Brennan había afirmado que Aulaqi estaría vinculado con aquel atentado fallido de Navidad y con el tiroteo en la base militar estadounidense de Fort Hood (Texas) en noviembre, que dejó 13 muertos y 42 heridos.Por otra parte, Alimi acreditó la tesis de una colaboración entre Al Qaeda y los rebeldes chiitas en el norte del país, afirmando que hubo una "distribución de las tareas" entre ellos antes del secuestro de europeos.Según dijo, cinco alemanes, entre los cuales tres menores, y un adulto británico, secuestrados hace más o menos seis meses en Yemen, aún están vivos. Los niños estarían en Marib, bastión de Al Qaeda, y los adultos estarían obligados a atender a los combatientes rebeldes en el norte, afirmó.Los rebeldes siempre han negado todo vínculo con Al Qaeda.

Más noticias

0 Comentarios