Wells Fargo acuerda pagar 125 millones de dólares por discriminar a minorías

El banco Wells Fargo, principal generador de préstamos hipotecarios en EEUU, ha acordado pagar 125 millones de dólares para resolver una disputa por discriminación contra clientes afroamericanos e hispanos entre 2004 y 2009.

El banco Wells Fargo, principal generador de préstamos hipotecarios en EEUU, ha acordado pagar 125 millones de dólares para resolver una disputa por discriminación contra clientes afroamericanos e hispanos entre 2004 y 2009, como parte de un acuerdo suscrito con el Departamento de Justicia.

Durante una rueda de prensa, el subfiscal general de EEUU, James M. Cole, dijo que se trata del "segundo acuerdo más grande jamás alcanzado" con el Departamento de Justicia por discriminación vinculada a la concesión de préstamos hipotecarios de alto riesgo a minorías.

"La solvencia de un solicitante, y no el color de su piel, es lo que debe determinar lo que paga y los préstamos que puede conseguir...; sencillamente, no hay cabida para préstamos discriminatorios en el mercado, y no será tolerado", afirmó Cole.

El acuerdo totaliza poco más de 175 millones de dólares, de los cuales 125 millones se usarán para compensar a clientes que recibieron préstamos hipotecarios de alto riesgo, con tasas de interés más altas que los concedidos a clientes blancos, sólo por su raza u origen nacional, explicó el Departamento de Justicia en un comunicado.

La institución bancaria acordó que los 50 millones de dólares restantes sean dirigidos a programas de asistencia para la compra de viviendas a víctimas de la discriminación, especialmente en las zonas más golpeadas por la crisis hipotecaria.

Así, ese fondo ayudará a clientes con su pago inicial para la compra de una casa, o para proyectos de remodelación en diversas áreas metropolitanas en EE.UU., entre éstas Baltimore (Maryland), Chicago, Los Ángeles, Nueva York, Filadelfia (Pensilvania) y la capital estadounidense, según el acuerdo.

Según la acusación del Gobierno, entre 2004 y 2009, Wells Fargo violó las leyes federales al discriminar a clientes negros e hispanos en al menos 82 mercados geográficos en 36 estados y la capital del país.

Para determinar el monto del acuerdo, la investigación del Departamento de Justicia tomó en cuenta la extensa revisión de más de 34.000 préstamos otorgados en esos estados, explicaron las autoridades.

Según el Departamento de Justicia, los préstamos sometidos por agentes de préstamos hipotecarios ante Wells Fargo tenían tasas de interés variables y demás costos en función del origen racial del solicitante y no de su historial de crédito o solvencia económica.

Los propios documentos internos de Wells Fargo revelaron que funcionarios de alto rango de la institución estaban al tanto de las tácticas utilizadas para conceder a clientes de minorías préstamos de alto riesgo, aún cuando estos podían haber recibido una mejor oferta, según el Departamento de Justicia.

Wells Fargo niega que haya discriminado a las minorías, e insiste en que suscribió el acuerdo con el "único propósito de evitar un prolongado litigio con el Departamento de Justicia y para, en lugar de ello, dedicar sus recursos a continuar otorgando opciones y servicios de crédito justos" a sus clientes.

En un documento presentado ante un tribunal federal en Washington, y que debe ser autorizado por un juez, Wells Fargo insistió en que, durante el período señalado y hasta la fecha, "ha tratado a todos sus clientes de forma justa y sin importar factores no permisibles como la raza y el origen nacional".

El año pasado, Wells Fargo ya había acordado con la Reserva Federal pagar una multa de 85 millones de dólares para resolver otro caso relacionado con la falsificación de documentos hipotecarios y la concesión de préstamos de alto riesgo.

En esa ocasión, Wells Fargo tampoco admitió culpabilidad.

Más noticias

0 Comentarios