Volvió la pasión del fútbol a Foxboro

Con tres goles del novato Zack Schilawski, el Revolution remonto una desventaja de 1-0 para quedarse con su primer triunfo en casa.

Volvió la pasión del fútbol a Foxboro Volvió la pasión del fútbol a Foxboro

Volvió la pasión del fútbol a Foxboro

 En un año mundialista volvió la emoción del futbol a  Nueva Inglaterra.  Jugando ante más de 12.000 apasionados fanáticos, el New England Revolution debuto en Gillette Stadium ante su rival divisional, Toronto FC.  La emoción del juego de apertura en casa se hizo sentir desde las afueras del estadio hasta el silbato final.

El conjunto Revolucionario llego a casa con una marca pareja de 1-1 luego de haber comenzado la nueva temporada perdiendo en Los Angeles ante el Galaxy  1-0 y la semana pasada doblegando al DC United 2-0 en Washington.

Pero el inicio en casa no arranco bien para el Revolución, después de varias jugadas de peligro al arco de Toronto, el seleccionado canadiense, Dwayne De Rosario sorprendió a los Revs y momentáneamente silenció a la afición local.  Tras un pase al área de Nick García, De Rosario salto sobre toda la defensa Revolucionaria,  venciendo al arquero Preston Burpo para abrir el marcador 1-0.  Con ese mismo resultado nos fuimos al descanso.

Segunda mitad, historia diferente.  Apenas a 2 minutos del arranque del segundo tiempo  una jugada de doble asistencia del dúo africano de Kheli Dube y Sainey Nyassi culminaba con el gol del nuevo delantero del Revolution,  Zack Schilawski, que para el júbilo de la barra local empataba el juego 1-1 con su primer gol como profesional.

Cuatro minutos después  en una jugada  personal, el mismo Schilawski vencía el esfuerzo del portero canadiense, Stefan Frei para poner arriba al Revolution por primera vez en el partido 2-1.

¿Quien lo diría? Al minutos 58, luego de otra asistencia de Kheli Dube, Schilawski volvía a castigar a la escuadra de Toronto con su tercer tanto de la noche.  En cuestión de 11 minutos el novato conseguía su primer hat trick  de su carrera convirtiéndose en apenas el segundo novato del Revolución en conseguirlo (Pat Noonan fue el otro en lograrlo en el 2003) y el tercero en la historia de la MLS.

En el 66, luego de varios intentos para conseguir su primer gol de la campaña, el mediocampista Sainey Nyassi recibió un regalito cuando el mediocampista, Joseph Nane le dejó un débil pase a medio camino del arquero y Nyassi lo aprovechaba y les decía muchas gracias, sellando la victoria para Nueva Inglaterra  4-1.

Más noticias

0 Comentarios