Visita de Lula a Lima refuerza alianza estratégica

Alan García y Luiz Inacio Lula da Silva acordaron impulsar una alianza energética y crear una zona de integración fronteriza.

El Presidente peruano, Alan García, y su homólogo del Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, acordaron el viernes en Lima impulsar una alianza energética y crear una zona de integración fronteriza, en el marco de una visita oficial de un día.

García recibió a su par de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, en el Palacio de Gobierno, donde pasó revista a un destacamento militar que le rindió honores a su investidura.

Los mandatarios dialogaron en privado acompañados de sus respectivos cancilleres, José García Belaunde y Celso Amorim, y luego presenciaron la firma de 16 acuerdos de integración en materia fronteriza, comercial, de turismo y transporte por los ríos amazónicos.

"Perú, Brasil y América del Sur estamos viviendo un momento muy singular en nuestras historias", dijo Lula, quien fue calificado por García como "un peregrino de la integración continental".

El gobernante brasileño subrayó que han quedado atrás las "desconfianzas históricas", las doctrinas "impuestas por los países desarrollados del norte que imponían las reglas".

"A eso lo hemos llamado lavado cerebral y así nos han sometido durante siglos", dijo al señalar que ahora se viven tiempos de acercamiento, sobre todo de los pueblos de Brasil y Perú.

Lula destacó que lo une a García la visión de acercar a los pueblos sudamericanos, pero dijo que el mandatario peruano tenía un "defecto grave" por no participar en las reuniones de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Por ello lo instó a participar más activamente en ese foro para que pueda difundir sus ideas, sobre todo las relacionadas con la creación de una zona de paz en la región.

García y Lula condenaron "de la forma más enfática la inaceptable negativa por las autoridades de facto de Honduras a conceder el salvoconducto para la salida" del del depuesto presidente Manuel Zelaya a México, "en completo desafío al Derecho Internacional", según un comunicado conjunto suscrito al final del encuentro.

Entre los empresarios que acompañaban a Lula se encontraba el presidente de Petrobras, José Sergio Gabrielli, que proyecta invertir en Perú entre 2009 y 2013 unos 1.000 millones de dólares para exploración y explotación de petróleo y gas.

Uno de los acuerdos suscritos tiene que ver con la creación de una zona de integración fronteriza en la Amazonia entre los estados brasileños de Acre y Rondonia y las áreas peruanas de Madre de Dios, Puno y Cusco.

Todos esos acuerdos apuntan a reforzar la alianza estratégica que los dos países impulsan desde el 2003, en el marco de una operación que busca conectar el comercio del Atlántico con el Pacífico y convertir a Perú en puerto hacia el mercado chino y asiático.

Uno de los temas tratados fue un acuerdo de alianza energética que será abordado en un encuentro de los presidentes en marzo de 2010, informó Lula.

Se abordó la integración fronteriza, para que los residentes peruanos puedan acceder a estudios, trabajo y asistencia médica del lado brasileño.

En la clausura del Seminario Empresarial Perú y Brasil, Lula aseguró a los empresarios peruanos: "No va a faltar de mi parte el gesto para favorecer el crecimiento económico entre Brasil y Perú".

En Lima, el gobernante brasileño también se reunió con el alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, y con el líder de la oposición peruana, el nacionalista Ollanta Humala.

Más noticias

0 Comentarios