Virgin Galactic presenta la nave que promete enviar turistas al espacio

El multimillonario británico Richard Branson presentó el lunes su nave espacial "SpaceShipTwo", un aparato con el que espera hacer realidad su viejo sueño de promover el turismo espacial, confiando en que la NASA "no será más la misma" después de su iniciativa.

El multimillonario británico Richard Branson presentó el lunes su nave espacial "SpaceShipTwo", un aparato con el que espera hacer realidad su viejo sueño de promover el turismo espacial, confiando en que la NASA "no será más la misma" después de su iniciativa."Me encanta crear cosas de las cuales me siento orgulloso y me encanta revolucionar las industrias", dijo a la AFP el empresario británico al interior del hangar del Puerto Aéreo y Espacial Mojave, 130 km al noreste de Los Angeles."Creo que la NASA no será más la misma después de nuestra implicación en esta industria. Mire lo que ha pasado después de que entramos en el mercado del transporte áereo", contó Branson mostrando el SpaceShipTwo, la nave espacial con capacidad para seis pasajeros y dos pilotos que el lunes en la tarde será rebautizada Virgin Space Ship (VSS) Enterprise por los gobernadores de California, Arnold Schwarzenegger, y de Nuevo México, Bill Richardson.El aparato espacial de su compañía Virgin Galactic prevé trasladar a partir de 2011 a turistas capaces de pagar 200.000 dólares el viaje. Un precio que por ahora podrán cancelar solamente pocas personas de dinero en el mundo, aunque la mayoría de los expertos aeroespaciales coinciden en que el paseo suborbital es sólo el principio de una nueva era del transporte humano."Paradójicamente, la crisis económica no ha influenciado nuestros negocios", apuntó Branson, un empresario arriesgado, amante de los deportes extremos y sobre todo fanático de los aviones."Por ejemplo, acabamos de ser contactados por un inversionista de Abu Dabi que hizo una inversión importante. Ninguno de los clientes que ha pagado un depósito para ir al espacio se ha retractado", dijo el padre de estos vuelos que entre despegue, paseo ingrávido y aterrizaje, durarán dos horas y media.Esta "idea la tuve hace mucho tiempo, cuando miraba el aterrizaje en la luna. Me decía: 'Un día será mi turno'", confesó Branson en este aeropuerto enclavado en un paisaje lunar, con montes nevados en esta época del año.Antes de mostrar la flamante nave en el desierto de Mojave, en California (oeste), el millonario indicó que planea participar de su primer vuelo con pasajeros en unos 18 meses, junto a su familia y el diseñador estadounidense de la nave Burt Rutan.Pamela Hurley-Moser, la dueña de Hurley Travel Expert, agencia con sede en Portland, Maine (noreste de Estados Unidos) y una de las pocas agentes autorizadas a vender estos paseos que se realizarán en más de un año, dijo a la AFP que algunos interesados han pagado "depósitos desde 20.00 a 200.000 dólares, dependiendo de cuán pronto el pasajero quiera viajar"."Si pagas más como adelanto irás antes", dijo Hurley-Moser sosteniendo que ya 300 turistas han reservado su boleto al espacio con Virgin Galactic.Branson agregó: "Estamos agradecidos de que muchos de ellos (los aspirantes a turistas espaciales) hayan pagado su depósito porque si lo hubieran dejado para los mercados el dinero de sus depósitos se hubiera devualado. Somos un muy buen banco".En cuanto al diseño, Branson mostró orgulloso la nave blanca con un fuselaje con ventanas circulares aún en el techo, que viajará suspendida bajo las alas de una nave nodriza apodada inicialmente White Knight (El caballero blanco).Según Branson, el aparato fue diseñado para regresar a la Tierra "como una plumilla gigante", para evitar el aumento de la temperatura que hace que el reingreso a la atmósfera sea una de las etapas más riesgosas de los viajes espaciales.Las naves se separarán a 60.000 pies (18,3 km) "alcanzando 2.000 millas (3.200 km) por hora en 10 segundos". Una vez en el espacio, los viajeros podrán dejar sus asientos y observar la Tierra a través de ventanas circulares más amplias que las de los aviones.Lo turistas podrán "flotar y convertirse en astronautas y, cuando estén listos para regresar a la atmósfera terrestre, se ubicarán de nuevo en sus asientos y ajustarán sus cinturones para comenzar su viaje de regreso", dijo Branson.En esa etapa la nave se convierte en una plumilla gigante, como la concibió Burt Rutan, el ingeniero detrás de estos aparatos y que marcó la historia de la aviación en 1986 con el Voyager, el primer avión capaz de dar la vuelta al mundo sin escalas y sin aprovisionamiento.Nuevo México construye actualmente, en Upham, un "aeropuerto espacial" con una pista de más de tres kilómetros de largo, desde la cual partirá el VSS Enterprise. Está previsto que las instalaciones estén listas a fines de 2010.

Más noticias

0 Comentarios