Violentas protestas en la capital de Tailandia

Miles de manifestantes tailandeses se enfrentaron con soldados armados, dejando al menos dos muertos y 113 heridos en Bangkok.

Disparos y enfrentamientos dan la bienvenida al Año Nuevo tailandés en Bangkok.

En lugar de celebraciones, batallas callejeras. Los soldados abrieron fuego y los manifestantes usaron autobuses secuestrados como misiles.

El ejército se desplegó para terminar con meses de protestas contra el gobierno, de quienes lo consideran ilegítimo.

Los “camisas rojas” dicen que seguirán protestando hasta lograr la renuncia del Primer Ministro Abhisit Vejjajiva.

Los militares rechazaron intervenir el año pasado durante las protestas de los rivales de los camisas rojas. Protestas que ayudaron a derrocar al gobierno anterior.

Ahora los soldados atienden el pedido del nuevo Primer Ministro de restaurar el orden, cosa que enfureció a estos manifestantes.

La rabia no es sólo contra quien controla el país, es también una cuestión de clases.

Las camisas rojas apoyan al Primer Ministro expulsado con un golpe militar en 2006.

Thaksin Shinawatra defendió la causa de los pobres rurales y todavía conserva su lealtad. Pero además, las protestas de hoy son un desafío a la élite de Bangkok.

Hay mucho en juego en Tailandia y ambos lados parecen dispuestos a dar pelea hasta el amargo, y posiblemente sangriento final.

Más noticias

0 Comentarios