Violencia en Río de Janeiro inquieta a autoridades

Más de 1,700 oficiales fueron desplegados en el Norte de Río de Janeiro luego de enfrentamientos entre la policía y los capos de la droga.

El Presidente de Brasil anunció que destinará $60 millones  para enfrentar la violencia y para probar que el país puede organizar con éxito la Copa del Mundo 2014 y los Juegos Olímpicos 2016.

Impactado por tiros de un fusil, este helicóptero en llamas se va a estrellar. Estas imágenes podrían venir de Irak o de Pakistán pero ocurren en Río de Janeiro, la ciudad que acaba de ser electa para albergar los Juegos Olímpicos de 2016.

"Con los Juegos Olímpicos las cosas pueden cambiar un poco. Mucho dinero irá para las favelas. Es de desear que las autoridades hagan las inversiones correctas", comenta Rodrigo Vaz, estudiante.

"Vivo en Italia desde hace 6 años. Llegué aquí hace unos 15 días y tengo miedo de caminar por las calles de mi Rio de Janeiro”, dice una transeúnte.

Las imágenes del helicóptero de la policía abatido por los bandidos dieron la vuelta al mundo. El piloto se salvó, pero 3 policías perdieron la vida.

Los enfrentamientos entre los narcotraficantes y las fuerzas del orden transcurren en el Norte de la ciudad, a corta distancia del mitológico estadio de Maracaná donde se celebrará la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos.

"Recibí un llamado de parte del Presidente Lula. Me confirmó la erogación de fondos para comprar un nuevo helicóptero y de $50 millones en el curso de los próximos 6 meses para la seguridad pública”, argumenta Sergio Cabral, Gobernador de Rio.

La súbita explosión de la violencia del pasado fin de semana ha dejado en estado de shock a la ciudad y provocado al menos 29 muertos. El gobierno afirmó que perseguirá a los traficantes sin tregua, una acción que durará lo que sea necesario.

"Aquí en Río, nosotros tenemos políticas públicas a mediano y largo plazo. Espero que para la próxima década, cuando celebremos el Mundial y los Juegos Olímpicos, tengamos otro nivel de seguridad y de vecindad”, añade Sergio Cabral.

Según las estimaciones, Río de Janeiro debería recibir en total $10,000 millones sólo para los Juegos Olímpicos, los que serían invertidos en trabajos de infraestructura , una cifra que los brasileros esperan logre prevenir nuevos brotes de violencia en la ciudad.

Más noticias

0 Comentarios