4. Vigila la presión de los neumáticos