Venezuela inicia el año 2010 en medio de restricciones eléctricas

Venezuela inicia el año 2010 con nuevas medidas que restringen el uso de electricidad en centros comerciales, industrias y vallas publicitarias, implementadas por el gobierno del presidente Hugo Chávez con el fin de ahorrar energía para aliviar un sistema colapsado.

Venezuela inicia el año 2010 con nuevas medidas que restringen el uso de electricidad en centros comerciales, industrias y vallas publicitarias, implementadas por el gobierno del presidente Hugo Chávez con el fin de ahorrar energía para aliviar un sistema colapsado.A partir del 1 de enero, las industrias y centros comerciales deben respetar un tope máximo de consumo eléctrico y estos últimos deberán cumplir un horario para el uso de la red pública de servicio energético. En caso de incumplimiento, las autoridades podrán realizar cortes de suministro y aumento de tarifas.El decreto publicado la víspera de Navidad en la gaceta oficial establece que "la regulación de energía eléctrica a centros comerciales (será) en un horario comprendido entre las 11 de la mañana y las 9 de la noche". Fuera de ello, los establecimientos sólo podrán activar plantas de generación propias para satisfacer su consumo.Este fin de semana los centros comerciales de Caracas abrieron a la nueva hora estipulada, mientras voceros del sector pedían extender el horario, argumentando que el impacto del consumo nocturno es menor al 10% del total.Entre otros, el ajuste de horario tendrá impacto en las salas de cine de los centros comerciales, y que deberán eliminar la última función, que antes se extendía más allá de las 9 de la noche.Los casinos y salas de bingo no escapan de la medida y sólo podrán funcionar desde las 6 de la tarde hasta medianoche.Los establecimientos que incumplan esta medida podrían sufrir cortes de servicio por un periodo de 24 horas y la suspensión por 72 horas "en caso de reincidencia".Por otro lado, la demanda energética en los centros comerciales e industrias ligeras no podrá superar los 2 megavatios (MW) y 5 MW en las industrias pesadas. El decreto ordena a esos establecimientos a realizar planes de ahorro de al menos 20% con respecto al consumo, lo que será evaluado "mensualmnte" por el recién creado ministerio de Energía Eléctrica.En caso de falta, el gobierno hará "un recargo tarifario del 20% sobre la factura del mes correspondiente para la primera infracción y 10% adicional por cada reincidencia".Los racionamientos aplican igualmente a los avisos publicitarios luminosos para los que se "prohíbe el uso de lámparas, bombillas incandescentes o alógenos, debiendo sustituirse por lámparas y bombillas ahorradoras".Las vallas sólo podrán estar encendidas entre 6 de la tarde a 12 de la noche, establece el decreto.Anticipándose a ello, en Caracas, los tradicionales avisos luminosos que dan la bienvenida a la Navidad en los edificios más emblemáticos de la capital no fueron encendidos este año, lo que ha dejado un ambiente menos festivo para los caraqueños.El paquete de medidas son la definición acabada de un plan de racionamiento anunciado por Chávez a finales de octubre tras considerar que existía un "derroche" de energía eléctrica en el país.El gobierno también lleva a cabo una campaña de promoción del ahorro en el consumo eléctrico, así como del agua, en un país que depende principalmente de la generación hidroeléctrica para cumplir la demanda energética y cuyos embalses se encuentran en situación crítica debido a una extensa sequía.Recientemente, Chávez consideró que los racionamientos en el suministro de energía eléctrica en Venezuela son una "necesidad" para evitar un "colapso" en el sistema, y señaló que el nivel del embalse más importante del país está en "zona de alarma".Las industrias del aluminio y el acero, controladas por el Estado, apagaron parte de sus líneas de producción para reducir su consumo en 560 MW.La demanda de electricidad en Venezuela es de más de 16.500 megavatios (MW) actualmente, muy superior a la generación actual. Según expertos, el sector eléctrico requiere inversiones de unos 18.000 millones de dólares hasta 2014.En el último año se han registrado cuatro apagones de alcance nacional y las fallas diarias son frecuentes en varias ciudades del país

Más noticias

0 Comentarios