Venezolanos hacen filas en ferias "socialistas" para servir la mesa navideña

Para tener sobre la mesa los platos tradicionales de Navidad, muchos venezolanos hacen largas filas en las llamadas "ferias socialistas", creadas por el gobierno del presidente Hugo Chávez, para comprar los ingredientes a precios más económicos.

Para tener sobre la mesa los platos tradicionales de Navidad, muchos venezolanos hacen largas filas en las llamadas "ferias socialistas", creadas por el gobierno del presidente Hugo Chávez, para comprar los ingredientes a precios más económicos.En los días previos a las fiestas de fin de año, tanto las ferias itinerantes en la calle, como las tiendas de las redes estatales de distribución de alimentos, Mercal, se llenan de compradores que aprovechan los descuentos de hasta 40% que, según las autoridades, ofrecen estos negocios."En mi familia somos fieles a las ferias socialistas. Compramos aquí todos los ingredientes de las hallacas", cuenta a la AFP Francisco Castro, que carga bolsas con todo lo necesario para ese tradicional plato venezolano, unos bollos de harina de maíz rellenos con guiso y envueltos en hojas de plátano."No nos dejamos manipular por los medios. Sabemos que hay que hacer filas, pero todo es más barato", añade Francisco, mientras recorre una de las ferias socialistas instaladas en las calles de distintos barrios de Caracas.La política, en este caso, queda marginada, pues con la inflación acumulada a noviembre, un 23%, la oferta no resulta despreciable."Yo compro en Mercal aunque no estoy de acuerdo con Chávez. Es la única forma de que el sueldo me alcance para comprar todos los ingredientes de las hallacas, la ensalada de gallina y el pernil (de cerdo) para la cena de Navidad", explica a la AFP Rudy López."Si voy al abasto cerca de mi casa me sale mucho más caro", agrega esta residente de la populosa barriada de Petare, al este de Caracas."La mejor hallaca, la hallaca más barata, se hace con ingredientes de Mercal", afirmó por estos días Chávez en un discurso para publicitar las ofertas navideñas en este sistema de distribución de alimentos creado por su gobierno.Enedina González está de acuerdo. Según explicó a la AFP, "en las ferias todo es más barato, y no es porque lo diga Chávez, sino porque es así"."En ningún supermercado los alimentos son tan económicos y, a veces, ni los encuentras. El azúcar y el pernil, por ejemplo, sólo los consigo en Mercal. Como están a precio regulado, los supermercados ni se molestan en venderlos", comenta.Además de tratar de contener la inflación, las "ferias socialistas" buscan solventar otro problema que agobia a los venezolanos: la escasez de algunos alimentos básicos, como azúcar, café, leche y ciertos tipos de carne, cuyos precios se encuentran regulados por el gobierno.Pero a pesar de los mejores precios que ofrecen las ferias oficiales, para algunos venezolanos comprar en ellas implica comulgar con las ideas del gobierno de Chávez, por lo que hay quienes prefieren pagar más."Ni de broma haría una fila de horas para comprar pernil o harina. Eso es de locos", dice Ada Carrillo, mientras llena su carrito en un supermercado caraqueño."A pesar de los altos costos de los alimentos y los precios que cambian todos los días, prefiero seguir comprando donde siempre lo he hecho (...) y respirar profundo cuando toca pagar. Nunca iría a Mercal", agrega.

Más noticias

0 Comentarios