Veintidós países en desarrollo impulsan comercio Sur-Sur con corte tarifario

Veintidós países emergentes y en desarrollo, entre ellos siete latinoamericanos, acordaron el miércoles en Ginebra un recorte de aranceles en su comercio, en una "muestra del compromiso" del Sur para sacar adelante las negociaciones de la Ronda de Doha de la OMC.

Veintidós países emergentes y en desarrollo, entre ellos siete latinoamericanos, acordaron el miércoles en Ginebra un recorte de aranceles en su comercio, en una "muestra del compromiso" del Sur para sacar adelante las negociaciones de la Ronda de Doha de la OMC."Este es un paso muy importante en la cooperación Sur-Sur", dijo el canciller argentino Jorge Taiana, presidente del grupo, al anunciar el acuerdo en una conferencia de prensa en la jornada de cierre de la gran ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC).Según el compromiso alcanzado, los 22 países en cuestión recortarán al menos en un 20% sus aranceles para un mínimo del 70% de los productos que comercian entre sí, en el marco del Sistema Global de Preferencias Comerciales entre Países en Desarrollo (SGPC).Los firmantes son Argentina, Brasil, Paraguay, Chile, México, Uruguay, Cuba, Egipto, India, Corea del Sur, Corea del Norte, Argelia, Irán, Marruecos, Tailandia, Sri Lanka, Vietnam, Zimbabue, Malasia, Indonesia, Nigeria y Pakistán.El acuerdo forma parte de las negociaciones de la Ronda de San Pablo de la liberalización de intercambios comerciales Sur-Sur lanzadas en 2004, que los países firmantes pretenden finalizar en septiembre de 2010.Según el director de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), Supachai Panitchpakdi, el compromiso sellado el miércoles en Ginebra debería aumentar en 8.000 millones de dólares el comercio entre estos países."El recorte del 20% en los aranceles podría llevar a 8.000 millones de dólares más de comercio entre estos países. Además, puede crear efectos multiplicadores" en otras áreas, explicó el responsable de la UNCTAD.Para los países firmantes, el acuerdo es una señal para la estancada Ronda de Doha de la OMC, lanzada en 2001 con la pretensión de concluirla en 2005, y que el mundo en desarrollo quiere cerrar en 2010 para poner fin así a años de infructuosas negociaciones."Esto muestra que el problema en las negociaciones de liberalización del comercio no son los países en desarrollo. Podemos alcanzar acuerdo, podemos trabajar juntos. El problema no está de nuestro lado", afirmó en ese sentido Taiana.El canciller brasileño, Celso Amorim, señaló que el comercio Sur-Sur "es una buena respuesta, aunque no la única, para salir de la crisis", y no quiso comparar el acuerdo alcanzado entre "países al mismo nivel" de desarrollo con las negociaciones de Doha, que involucran también a las naciones más ricas.Para el ministro indio de Comercio, Anand Sharma, el acuerdo "demuestra el compromiso de los países del Sur" con el comercio multilateral.El camino del SGPC del comenzó en México en 1976 cuando un grupo de 77 naciones articuló el establecimiento de un Sistema Global de Preferencias Comerciales entre Países en Desarrollo.Tras varias reuniones a principios de los años 80, 43 países en desarrollo adoptaron en 1988 en Belgrado el acuerdo definitivo, que entró en vigencia al año siguiente.En junio de 2004, en San Pablo, los ministros de 22 países lanzaron la tercera ronda de negociaciones, actualmente en desarrollo, y a la cual "se pueden sumar" otras naciones, como explicó Taiana.

Más noticias

0 Comentarios