Vaticano iniciará el lunes diálogo doctrinal con católicos integristas

El Vaticano inicia el lunes un diálogo doctrinal con los integristas de la Fraternidad San Pío X, fundada por el arzobispo francés Marcel Lefebvre que fue excomulgado en 1988, con el objetivo de superar el más reciente cisma que se dio en la iglesia Católica.

El Vaticano inicia el lunes un diálogo doctrinal con los integristas de la Fraternidad San Pío X, fundada por el arzobispo francés Marcel Lefebvre que fue excomulgado en 1988, con el objetivo de superar el más reciente cisma que se dio en la iglesia Católica.No obstante, esta iniciativa podría prolongarse teniendo en cuenta las enormes diferencias entre los dos campos.Los integristas seguidores de Lefebvre se oponen a la evolución de la iglesia Católica consagrada en el concilio Vaticano II sobre la libertad religiosa, el ecumenismo y la autoridad del Papa.El encuentro tendrá lugar el lunes en la mañana en el Vaticano y las dos partes precisaron que el contenido de los debates no sería dado a conocer.De todas maneras, un comunicado debería ser publicado al término de la primera sesión, donde se fijarán los puntos esenciales del debate y el calendario de las discusiones, indicó la agencia de informaciones religiosas i.media.En 1988, Joseph Ratzinger (futuro Benedicto XCVI), que era el prefecto de la Congregación para la doctrina de la fe, negoció hasta último momento para evitar que cuatro obispos fuesen consagrados por Lefebvre, lo que de hecho provocaba la ruptura.Benedicto XVI ya ha hecho varios gestos de apertura hacia los integristas, provocando tensiones en el seno mismo de la iglesia Católica.En 2007 publicó un decreto (motu proprio) facilitando la celebración de la misa en latín, una de las reivindicaciones de los integristas.Pero el gesto más importante fue en enero, cuando suspendió la excomunión de cuatro obispos ordenados con Lefebvre, entre los cuales Richard Williams, que niega el genocidio de los judíos, lo que provocó una enorme polémica en la Iglesia.Ultimo gesto de apertura hasta el momento, fue la creación de un marco que permite que los anglicanos tradicionalistas sean recibidos en grupos y en el respeto de sus tradiciones, en el seno de la iglesia Católica.En esta línea, el Vaticano también ha reintegrado, pero a título individual, a algunos cismáticos.Benedicto XVI está presionado "por la necesidad de reconstituir la unidad en el seno mismo de la iglesia Católica", afirmó recientemente su número dos, Tarcisio Bertone, en una entrevista con una cadena de televisión católica (KTO).El Papa también quiere "no romper con la tradición de la Iglesia, con un patrimonio que hay que conocer, valorar y que no hay que rechazar ni dejarlo en las bibliotecas", agregó Bertone.El diálogo fue oficialmente abierto por el Papa el 2 de julio, a través de un "motu proprio" que reorganiza la curia romana encargada del cisma integrista: la comisión Ecclesia Dei, creada por Juan Pablo II específicamente para superar el cisma, fue acercada "de manera estrecha" a la Congregación para la doctrina de la fe.

Más noticias

0 Comentarios